Descanso en la jornada laboral: Un pilar para el éxito

Publicada el 09/08/2023

Descanso en la jornada laboral: Un pilar para el éxito

Publicada el 09/08/2023
Recibe nuestra newsletter mensual con todas las novedades del sector y los últimos artículos
Tabla de contenidos

Descanso Jornada Laboral

En el ajetreo del día a día, el descanso en la jornada laboral a menudo se subestima. Sin embargo, es crucial tanto para nuestra salud física y mental, como para mejorar nuestra productividad y satisfacción en el trabajo.

En este artículo, exploramos cómo un descanso adecuado puede impulsar el rendimiento laboral y guiarnos hacia un equilibrio más saludable entre nuestra vida profesional y personal. 

Descubre por qué el descanso no es un lujo, sino una pieza esencial para alcanzar un equilibrio óptimo entre nuestra vida laboral y personal.

 

Tiempo de descanso entre jornadas laborales

Para asegurar el bienestar de los empleados, las organizaciones deben promover prácticas que cuiden tanto su salud física como emocional. Entre estas medidas se encuentra el descanso durante la jornada laboral, que se encuentra regulado por el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores

Cabe recordar que aunque la jornada laboral más frecuente es la de 8 horas, el estatuto de los trabajadores establece que la duración de esta será pactada en los convenios colectivos o los contratos de los trabajadores. Aun así, la duración máxima de la jornada ordinaria será de 40 horas semanales. 

Con esta disposición, se establecen diversos períodos de descanso que se aplican como pausas durante la jornada laboral que buscan preservar el cuidado del empleado:

 

Descanso entre jornadas laborales

Entre el final de una jornada laboral y el inicio de la siguiente, debe haber al menos 12 horas de descanso. Este período es obligatorio independientemente de si se realizan horas extras. 

En jornadas completas -aquellas que superen las seis horas- se debe asegurar un descanso mínimo de 15 minutos, el cual contará como trabajo efectivo. 

En cuanto a  las jornadas partidas, solo se permite realizar una única interrupción en la jornada diaria, a menos que se establezca lo contrario por convenio colectivo. 

En el caso de los menores de 18 años, se exige un descanso de al menos 30 minutos cuando sus jornadas diarias continuadas superen las cuatro horas y media. Cabe recordar que en el caso de los trabajadores menores de edad, su jornada no puede exceder las 8 horas de trabajo efectivo.

 

Descanso semanal 

Los trabajadores tienen derecho a un descanso semanal mínimo de 36 horas consecutivas. Generalmente, estos descansos ocurren durante los fines de semana, sábado y domingo. Además, es posible acumular el descanso en un período de catorce días. 

En el caso de que se establezca una distribución irregular de la jornada a lo largo del año, los descansos diarios y semanales deberán respetarse. Cabe recordar que esta situación debe avisarse como mínimo 5 días antes de la prestación de la jornada. 

 

Descanso en trabajos a turnos 

El descanso entre jornadas puede reducirse hasta un mínimo de siete horas si no es posible respetar las doce horas de descanso al cambiar el turno del trabajador, siempre que se compense la diferencia en los días siguientes. 

Además, es posible modificar el descanso semanal y acumularlo en períodos de cuatro semanas, o separarlo del correspondiente al día completo para disfrutarlo en otro día de la semana. 

Se establece también, que ningún trabajador realizará turnos de noche durante más de dos semanas consecutivas, a menos que sea una adscripción voluntaria. 

El Estatuto de Trabajadores garantiza que los trabajadores puedan disfrutar de los períodos de descanso adecuados, protegiendo así su bienestar y equilibrio. 

Guía gratuita: cómo gestionar el talento en tu empresa

La importancia del descanso para la productividad

La importancia del descanso para la productividad en los períodos de descanso durante la jornada laboral es fundamental. Aunque pueda parecer contradictorio, tomarse un tiempo para descansar y desconectar del trabajo puede tener un impacto positivo en la productividad y el rendimiento laboral. 

Un estudio de la Universidad de Stanford mostró que trabajar más de 50 horas a la semana y no realizar los descansos estipulados puede conducir a una disminución significativa en la productividad a largo plazo debido al agotamiento y la fatiga. 

Por eso, aquí se detallan algunas razones clave por las cuales el descanso es esencial para impulsar la productividad: 

Recuperación física y mental 

El descanso permite a los trabajadores recuperarse física y mentalmente del esfuerzo sostenido en el trabajo. Los períodos de descanso durante la jornada proporcionan un alivio para los músculos y la mente, reduciendo la fatiga y mejorando la concentración y la creatividad. 

Reducción del estrés y la ansiedad 

Los descansos entre jornadas actúan como válvulas de escape para el estrés y la ansiedad durante las horas de trabajo. Al liberar tensiones, los trabajadores pueden enfrentarse a los desafíos con una actitud más positiva y productiva. 

Evita el agotamiento 

Ignorar la necesidad de descanso puede llevar al agotamiento digital y a un deterioro significativo del rendimiento laboral. Estar constantemente trabajando sin tomar pausas puede agotar los recursos mentales de los empleados, lo que resulta en una disminución en la calidad del trabajo. 

 

Registro del descanso durante la jornada de trabajo 

De acuerdo con el Real decreto ley 8/2019 es obligatorio que las organizaciones lleven un registro detallado de las horas laborables, y por consiguiente de los descansos pertinentes. 

Como hemos visto, el estatuto de los trabajadores establece la necesidad de realizar pausas y descansos entre jornadas, de forma diaria, semanal, etc. Por eso, no es importante solo hacerlo efectivo en las empresas y aplicarlo sobre las jornadas de los trabajadores; sino más si cabe, es poder demostrar ante una posible inspección de trabajo el cumplimiento de dichos períodos de descanso. 

Para facilitar esta tarea y automatizar el proceso, se pueden utilizar software de registro de jornada como el de Workmeter que ofrece diversas funcionalidades para supervisar el cumplimiento del horario y de los descansos por parte de los trabajadores. 

Gracias a esta herramienta, el registro de entradas, salidas, horas trabajadas, pausas y descansos se recogen de forma automática y en tiempo real. Además, la información es accesible a través de la nube, lo que permite conservar y consultar los datos de forma segura durante mínimo los 4 años exigidos por ley. 

Asimismo, en WorkMeter, la salud y el bienestar de los empleados es una parte fundamental a la hora de plantear las funcionalidades de nuestras soluciones. Es por ello, que dadas las exigencias de la nueva legislación en materia de descansos y desconexión digital, hemos incorporado reglas de desconexión gracias al cálculo de los tiempos de trabajo del empleado.

Si detectamos que un trabajador ha estado utilizando el ordenador durante un período de tiempo prolongado, podemos configurar una alerta para que el sistema le avise de que tome una pausa, se levante y descanse la vista de la pantalla. 

También se puede recordar a los empleados  que no deben responder correos o llamadas fuera del horario laboral, protegiéndolos del agotamiento digital y de la hiperconectividad de los dispositivos.

Este tipo de herramientas ayudarán a tus equipos a garantizar los tiempos de descanso entre jornadas, mejorando también el bienestar de los trabajadores y ayudándote a cumplir las exigencias legales marcadas por el estatuto de los trabajadores.

New call-to-action

Tabla de contenidos

Artículos relacionados