Cómo afecta la productividad en teletrabajo: Informe Anual de Trabajo en España

Publicada el 04/10/2023

Cómo afecta la productividad en teletrabajo: Informe Anual de Trabajo en España

Publicada el 04/10/2023
Recibe nuestra newsletter mensual con todas las novedades del sector y los últimos artículos
Tabla de contenidos

productividad en teletrabajo

Nuestro primer Informe Anual de productividad en Teletrabajo, presenta una comparación entre el Trabajo Presencial y el Trabajo Remoto. Esta comparación se basa en un análisis objetivo de 46,295 registros de actividades diarias de empleados de diversas empresas, los cuales se recopilaron de manera automática.

El informe examina una serie de parámetros, como la duración de la jornada laboral, el nivel de concentración, la longitud y la frecuencia de las pausas, las horas de entrada y salida, la distribución del tiempo y las diferencias en el comportamiento laboral según factores temporales, como el día de la semana.

El propósito de este estudio es analizar y comprender diversas dinámicas relacionadas con el tiempo de trabajo, comparando el teletrabajo y el trabajo en la oficina. 

Detalles de la metodología

Las mediciones presentadas en el Primer Informe Anual de Teletrabajo de WorkMeter se llevaron a cabo con el consentimiento explícito de las empresas y la previa notificación a los empleados, quienes estaban al tanto de que sus datos serían registrados de forma anónima. Estas mediciones se centran exclusivamente en las actividades realizadas en ordenadores.

El informe se fundamenta en un conjunto de 46,295 registros de actividades diarias, técnicamente denominados «días/hombre», recopilados de empresas en España que cuentan con un personal que oscila entre 40 y 500 empleados.

Además, el estudio ofrece una serie de conclusiones y recomendaciones que las empresas pueden utilizar para informar y adaptar sus políticas y prácticas relacionadas con el teletrabajo.

Parámetros analizados en el estudio

Las métricas clave utilizadas para elaborar el informe incluyen:

  • Actividad: Este indicador se refiere al tiempo en el que el empleado interactúa con el ordenador, ya sea en línea u offline.
  • Productividad: Se mide como la parte del tiempo activo en la que el empleado se dedica a aplicaciones clave para su puesto de trabajo.
  • Esperado: Representa el tiempo de actividad o productividad que se espera que un empleado cumpla según su rol.
  • Rango activo: Indica el intervalo de tiempo durante el cual se ha registrado la actividad de un empleado.
  • Foco: Evalúa el nivel de concentración del empleado a lo largo de su jornada laboral.
  • Pausas: Mide la cantidad total de horas en las que el empleado estuvo en pausa o no estuvo activamente trabajando.
  • Día de la semana: Analiza si existen diferencias en el desempeño según el día de la semana.
  • Teletrabajo/Presencial: Permite comparar el rendimiento entre los días de teletrabajo y los días en la oficina.
  • Rol del empleado (empleado/manager): Considera el rol del empleado dentro de la organización para identificar patrones de rendimiento específicos.

Estas métricas se utilizaron para obtener una visión detallada y objetiva de las dinámicas de trabajo en relación con el teletrabajo y el trabajo presencial.

Nueva llamada a la acción

Los principales resultados de cómo afecta la productividad en el teletrabajo

A continuación, encontrarás algunos de los resultados más relevantes del estudio.

Distribución entre teletrabajo y trabajo presencial

Una de las primeras conclusiones destacadas por el estudio es que, a pesar del crecimiento en la adopción de modelos de trabajo híbridos en las empresas, la proporción de días dedicados al teletrabajo (equivalente al 38,28% de los datos analizados) sigue siendo menor que la modalidad tradicional de trabajo en la oficina (61,72%).

En cuanto a la distribución de los días laborables, el modelo más común implica 1 día de teletrabajo por cada 4 días de trabajo presencial, representando el 50,93% del total. Además, se observa una tendencia a concentrar los días de teletrabajo hacia el final de la semana, siendo el jueves el día más común y el martes el menos frecuente. 

Por otro lado, un 12,13% de los empleados disfrutan de 4 días de teletrabajo, mientras que un 9,83% trabajan completamente desde casa durante toda la semana. 

Los resultados indican que las empresas suelen comenzar la semana con sus empleados físicamente presentes en la oficina, posiblemente para abordar reuniones de planificación y distribución de tareas.

Productividad en teletrabajo

En términos generales, los empleados exhiben una mayor actividad y productividad durante sus días de teletrabajo en comparación con los días en los que trabajan en la oficina. Los datos indican que los empleados cumplen con el tiempo esperado de trabajo y son ligeramente más productivos cuando teletrabajan en lugar de asistir físicamente a la oficina, con una diferencia de 16 minutos por debajo del tiempo esperado en teletrabajo en contraposición a 38 minutos por debajo del tiempo esperado en trabajo presencial.

Esta tendencia se acentúa aún más en el caso de los managers, quienes experimentan un aumento más significativo en su productividad durante el teletrabajo. Para estos cargos es recomendable disponer de una herramienta de gestión del rendimiento capaz de medir de manera objetiva y automática la eficiencia de tus equipos, ya sea en entornos presenciales o de teletrabajo. Solo de esta manera podrán evaluar con precisión el tiempo dedicado a las tareas y comprender las dinámicas laborales de sus equipos.

Foco

En cuanto al foco, el teletrabajo parece fomentar una mayor concentración, con un 71% de enfoque durante las jornadas de teletrabajo en comparación con un 66% en las jornadas presenciales en la oficina. Estas diferencias son aún más notables en el caso de los managers, que alcanzan un 83% de enfoque durante el teletrabajo en contraste con un 65% durante el trabajo en la oficina. 

Este fenómeno puede atribuirse a diversos factores, como la naturaleza de las tareas realizadas, la reducción de las interrupciones comunes en el entorno de la oficina, como reuniones no planificadas o conversaciones espontáneas entre colegas, o la disminución del tiempo destinado a brindar apoyo a los miembros del equipo.

Una jornada extendida en la productividad en teletrabajo

La mayoría de las empresas y empleados incluidos en la muestra, que superan el 80%, mantienen una jornada laboral que varía entre 7 horas y 30 minutos y 8 horas y 30 minutos. En cuanto a la hora de inicio y finalización de la jornada laboral, se observa una tendencia generalizada hacia una jornada más extensa durante el teletrabajo. Aunque los empleados suelen comenzar su jornada laboral un poco más tarde cuando trabajan desde casa en comparación con los días de trabajo presencial, esta diferencia se compensa con el horario de finalización. 

En el estudio, podemos ver, por ejemplo que mientras el 22,47% de los trabajadores en un entorno presencial termina su jornada entre las 17:30 h. y las 18:00 h., solo el 14,88% de quienes teletrabajan ha finalizado sus labores para ese momento. Esto puede indicar que trabajar desde casa ofrece mayores niveles de flexibilidad, y en consecuencia, mayores oportunidades para lograr un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. 

Recuerda que existen herramientas tecnológicas como los software de control horario, con los que puedes conocer el tiempo de presencia, inicio y fin y las horas de trabajo efectivo de los empleados; llevando incluso el registro de pausas y descansos exigidos por la legislación actual.

El impacto de las pausas

El estudio también ha examinado la naturaleza y duración de los momentos de pausa en el trabajo. En términos generales, se nota que durante el teletrabajo, las pausas tienden a ser más largas.

Esto podría sugerir que los empleados aprovechan la flexibilidad laboral que brinda esta modalidad para gestionar su tiempo y descansos de manera más independiente, lo que contribuye a mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Estas diferencias son aún más notables en el caso de los gerentes, ya que el tiempo que dedican a las pausas mientras teletrabajan es considerablemente mayor que el de los empleados (2,8 pausas por hora en comparación con 1,5).

Conclusiones del informe

Este estudio ofrece una visión de cómo afecta la productividad en el teletrabajo, además revelar otros aspectos importantes del tiempo de trabajo de los empleados, como: 

  • Prolongar la duración de la jornada laboral no necesariamente conlleva un aumento en el tiempo de trabajo efectivo ni una mayor productividad. 
  • A medida que se amplía el intervalo de tiempo en el que un empleado está activo, se nota una tendencia a que las pausas sean más prolongadas.
  • Registrar las pausas y momentos de descanso de los empleados resulta fundamental para asegurar el cumplimiento de la desconexión digital. 
  • Se destaca que en situaciones de alta actividad laboral, la productividad tiende a ser más elevada. 
  • A medida que aumentan las pausas durante la jornada, la diferencia entre la productividad esperada y la efectivamente alcanzada tiende a disminuir.
  • Se evidencia la importancia de equilibrar la duración de la jornada laboral con la gestión eficiente del tiempo y las pausas para optimizar la productividad en el entorno laboral.

Si deseas leer el informe completo y ver todos los detalles, puedes descargarlo AQUÍ de forma gratuita.  

software teletrabajo

Tabla de contenidos
Artículos relacionados