Prueba Gratuita
El rendimiento en el trabajo: Profesional y empresarial

El rendimiento en el trabajo: Profesional y empresarial

 

¿Qué es el rendimiento laboral?

Aumentar el rendimiento laboral de tu organización debe convertirse en uno de los pilares principales de tu estrategia del negocio. Solo así podrás maximizar la productividad, ser eficiente, y lograr tus objetivos en el tiempo establecido. 


rendimiento laboral

Es frecuente comparar datos entre España, Europa y Estados Unidos al oír hablar de productividad, de horas trabajadas, de duración de la jornada, pero ¿Qué tienen todas estas variables que ver con el rendimiento laboral? ¿Podría hablarse de equivalencias en algunos casos? ¿Pueden darse unas sin las otras?

Según la Real Academia Española, el rendimiento laboral o productividad es la relación existente entre lo producido y los medios empleados, tales como mano de obra, materiales, energía, etc. Sin embargo, esta no es la única definición de estos términos, existen otras un poco más específicas:

  • Como la relación entre los resultados y el tiempo utilizado para obtenerlos: así, cuanto menor sea el tiempo que lleve obtener el resultado deseado, más productivo es el sistema.
  • O el indicador de eficiencia que relaciona la cantidad de recursos utilizados con la cantidad de producción obtenida.
  • En el mundo empresarial, la productividad vendría dada por el rendimiento laboral, que es la relación entre los objetivos/metas/tareas alcanzadas y el tiempo (en horas trabajadas de calidad) que se han necesitado para lograrlo; teniendo en cuenta que la variable más importante son las personas; es decir, los recursos humanos, que son los encargados de ejecutar las funciones propias de un cargo o trabajo.

El rendimiento laboral en la empresa

Entonces, ¿por qué las empresas no tienen un rendimiento laboral óptimo? Puede ser porque sus recursos no están optimizados, ya sea a nivel de personas o a nivel de ingresos. Sin embargo, aunque el primer factor puede resultar difícil de medir o cuantificar, es el recurso más importante para las empresas y, por extensión, el que más se tiene que cuidar.

En base a nuestra experiencia, podemos afirmar que existe una fórmula sencilla que de forma muy acertada resume el concepto de rendimiento laboral o productividad:

Skills * Focus * Strategy = Productivity

(Capacidad * Foco * Estrategia = Productividad)

Esta fórmula se desarrolla en base a tres variables: capacidad, foco y estrategia que articulan la capacidad de producción y el modo de optimizar los recursos disponibles. Son esos elementos que, combinados acertadamente, pueden lograr que se obtengan más y mejores resultados.

No hay que perder de vista que, simplificando, el rendimiento laboral es un ratio que relaciona el coste de los recursos y los resultados o producción. Y por eso, el error más frecuente es medir sólo el producto final, la consecución de objetivos, o lo que es lo mismo, medir la producción (nº horas trabajadas x nº trabajadores), y no la productividad.

Aumentar el rendimiento laboral implica aumentar la rentabilidad

El único camino para que una empresa pueda crecer y aumentar su rentabilidad es:

  • Aumentando su rendimiento o productividad.
  • Para lo que es necesario medir y analizar.
  • Obteniendo datos que permitan conocer la situación de la empresa y su proyección futura.

Es importante señalar que es imprescindible que este análisis del rendimiento se practique desde la óptica de la calidad en las horas trabajadas, en vez de basarse en criterios de cantidad porque, como es lógico, ni todas las horas son productivas, ni todas son igual de productivas. Es decir, que hay que tener en cuenta la eficiencia de la productividad y no sólo la cantidad que se produce.

El problema es que la mayoría de empresas se obsesionan con el volumen y cantidad. A la hora de medir la productividad y funcionamiento de la organización, dejan de lado los indicadores de productividad cualitativos. Esto es un error que termina por aumentar las desviaciones y alejar a la organización de la consecución de sus objetivos, impidiendo que pueda progresar y crecer adecuadamente.

La solución es debe buscar un equilibrio entre cantidad y calidad, porque habrá valores más cuantitativos y también los habrá más cualitativos y todos han de ser tenidos en cuenta. Existen herramientas que pueden ayudar a las empresas a alcanzar mencionado equilibrio a través de un software de medición de productividad como EffiWork de WorkMeter, que genera datos objetivos para identificar las falencias o errores cometidos promoviendo las estrategias de mejora continua y favoreciendo el rendimiento laboral de cada profesional.

prueba gratis software teletrabajo effiwork

 

Artículos relacionados

Foco productivo del plan de eficiencia empresarial: perfil óptimo y categorías

Foco productivo del plan de eficiencia empresarial: perfil óptimo y categorías "Eficiencia es hacer las cosas bien, eficacia es estar haciendo lo correcto" Peter Drucker.
Leer Más >

Todo lo que debes saber sobre la firma electrónica para tu empresa

Todo lo que debes saber sobre la firma electrónica para tu empresa Actualmente utilizamos distintas herramientas digitales que nos permiten desarrollar productivamente nuestras actividades laborales, la firma electrónica es una de estas, a pesar de que no todas las empresas apuesten por esta. En este post, encontrarás todo lo que debes saber sobre la firma […]
Leer Más >

Rendimiento laboral: cómo implantar un proceso de mejora continua

Rendimiento laboral: cómo implantar un proceso de mejora continua En anteriores posts hemos hablado sobre rendimiento laboral y productividad, dos de los factores que más importan a la hora de tomar decisiones estratégicas y definir acciones en cualquier organización. A la hora de abordar estos conceptos podemos hacerlo de forma general, partiendo de la aséptica […]
Leer Más >