Free Trial
employee engagement

Employee engagement

employee engagement

Últimamente, se habla mucho sobre el employee engagement, pero ¿Qué significa realmente? ¿Y para qué sirve en la economía de una empresa?

Te explicamos qué abarca este término y cómo sirve para que los empleados no solo estén satisfechos, sino que también estén completamente comprometidos, generando mejoras en la reputación y la eficiencia corporativa.

¿Qué es el employee engagement y porqué es tan importante?

El employee engagement se refiere al compromiso emocional que tiene el empleado con la organización y sus objetivos. Cuando existe un alto nivel de employee engagement en una organización, los empleados no trabajan solo por su remuneración económica o para la próxima promoción, sino que trabajan en nombre de los objetivos de la organización. Dependiendo de su nivel de compromiso disfrutan más, o menos, al realizar su trabajo diario, esto afecta, sin lugar a dudad, su productividad laboral.

Para que este nivel de compromiso sea alto, la empresa debe crear condiciones adecuadas permitiendo que todos los miembros de la organización puedan contribuir de la mejor manera y lograr la consecución efectiva de los objetivos marcados.

El compromiso de los empleados se basa en la confianza, la integridad y la comunicación entre la empresa y su personal de trabajo. Es un enfoque que aumenta las posibilidades de éxito empresarial, contribuyendo al desempeño, la productividad y el bienestar organizacional e individual. El compromiso de los empleados puede y debe ser un indicador medible.

Cuando hay altos niveles de compromiso, los empleados se sienten orgullosos, están satisfechos y comprometidos con la empresa a la que pertenecen, al grado de recomendarla y defenderla cuando sea necesario.

Guía 8 pasos para implantar el registro de jornada en tu empresa

10 factores que aumentan el employee engagement en una organización

La productividad de una empresa dependerá siempre del compromiso que tenga el empleado con la misma, del sentido de pertenencia que le despierte y del salario emocional que le brinde. Para cultivar tal compromiso es importante tener en cuenta una serie de factores clave:

Involucrar al empleado le invita a ser parte de una visión compartida.

No basta con informar a los empleados sobre las condiciones empresariales a las que tendrán que adaptarse.

Involucrar a los empleados significa, en primer lugar, hacerlos sentir parte indispensable de la visión corporativa que, sin su participación activa, no podría concretarse. En la práctica significa dar importancia a cada uno por su rol y sus habilidades.

Construir una relación de diálogo y confianza, promueve la motivación laboral.

Es fundamental lograr construir una relación basada en la confianza, entre el empleado, el responsable e incluso el directivo. 

Los líderes de la organización deben escuchar y comprender a su equipo de trabajo, estableciendo una relación basada en el diálogo, donde las decisiones también dependen de la aportación de ideas y opiniones de todo el personal.

Escuchar a los empleados y tratarlos positivamente hará que se sientan valorados y motivados, dos elementos que aportan valor añadido a la empresa, aumentando indudablemente la productividad y rendimiento laboral. 

Valorar e involucrar al empleado, aumenta la productividad laboral.

Si un empleado se siente apreciado e involucrado, estará cada vez más inclinado a dedicarse a sus responsabilidades laborales, no sólo por el deber, sino también por el placer de hacer algo que le agrade. 

Está comprobado, que los trabajadores que tienen un alto nivel de compromiso y sentido de pertenencia, son más productivos. 

El compromiso reduce la pérdida de talento.

Si un empleado no se siente valorado, tenderá a buscar un nuevo trabajo. Esto repercute no solo en la pérdida de conocimientos y experiencia, sino también en la reputación de la empresa. Por eso es importante aplicar el employee engagement.

Cada renuncia laboral, alimenta la percepción negativa, sobre la empresa, dentro del equipo de trabajo; convirtiéndose en un lugar donde no vale la pena quedarse. 

La empresa debe asegurarse de que su realidad laboral sea cada vez más atractiva, a través de una cultura de empresa favorable y condiciones que brinden bienestar y seguridad.

Incrementar la capacitación y el bienestar corporativo.

Cada empleado debe tener sus responsabilidades bajo control, de lo contrario existe el riesgo de generar confusión, frustración y desmotivación.

Si un empleado tiene la capacidad de dominar su carga de trabajo, estará orgulloso de lo que hace y, por lo tanto, estará motivado para realizar las diversas tareas que le demanda la empresa. 

Un plan de formación ofertado por la empresa, es fundamental para lograr un alto nivel de compromiso, ya que hace sentir al empleado como una pieza indispensable para el crecimiento del negocio, lo cual es cierto, porque aumenta sus capacidades y alimenta sus conocimientos. 

Para generar un bienestar corporativo, es vital que los directivos y responsables estén abiertos a las necesidades de los empleados. Así como que los empleados estén abiertos a las sugerencias de responsables y compañeros del equipo de trabajo. Esto genera un crecimiento profesional y personal importante.

Compartir un plan de negocio con objetivos comerciales claros.

Tener un plan de negocios con una lista de objetivos a alcanzar, es necesario si se desea administrar un negocio exitoso. Los empleados deben participar en el logro de estos objetivos.

Es útil establecer metas anuales, semestrales, trimestrales y mensuales. De esa manera, los empleados siempre tendrán algo que los mantenga comprometidos y ocupados. 

Además, los empleados, para un buen employee engagement, necesitan saber cómo coordinar su función con otros departamentos de la empresa, para ello es útil contar con herramientas de gestión de equipos y software para la gestión del tiempo, así todos serán conscientes de su utilidad.

Brinda reconocimiento.

El compromiso de los empleados no mejora automáticamente en función de la cantidad de cumplidos que reciben, pero el compromiso puede caer en picado si se sienten invisibles. La falta de reconocimiento puede tener consecuencias importantes en los indicadores de rendimiento laboral.

“Reconocimiento” no significa simplemente agradecer a los empleados por cada actividad que realizan. Son gestos de bondad y educación: un saludo, una preocupación, una pregunta. Pequeños gestos, útiles para crear una relación profesional y motivar al empleado.

Brindar desarrollo y crecimiento profesional.

Entre las razones por las que se acepta un puesto de trabajo, se encuentra la posibilidad de crecimiento personal y profesional. De esta manera se puede fomentar el employee engagement: llevar a cabo tareas monótonas que requieren un esfuerzo mínimo, no es un desafío para ningún profesional; los empleados quieren desarrollar sus habilidades y desafiar sus capacidades continuamente, tanto como alimentar sus conocimientos.

Por eso es fundamental dar espacio al crecimiento de cada colaborador. ¿Cómo? Agregando nuevas actividades de trabajo, sin exceder la carga laboral. para evitar el aburrimiento y la monotonía del trabajo.

Evitar la microgestión y autoritarismo.

Si a los empleados se les dice qué hacer y cómo realizar una actividad, la motivación disminuirá rápidamente. Dar a los empleados la libertad de hacer un trabajo como mejor les parezca es un gran punto de contacto. 

La microgestión reduce la productividad de los empleados al 55%. Todos deben sentirse únicos e importantes, con la posibilidad de autogestionarse.

Por lo tanto, es importante que cada empleado pueda realizar sus funciones de manera creativa y personal.

Un empleado motivado se convierte en embajador de marca.

Si un empleado se siente valorado, dentro de un entorno laboral que le brinda oportunidades de crecimiento y escucha sus necesidades, querrá hablar de ello. Aún más cuando el empleado está vinculado a proyectos empresariales que le emocionan.

Esta gran motivación e identificación con los valores de la empresa, hará que el empleado comience a difundir la marca y defenderla incluso en situaciones de crisis, ya que cree en lo que hace.

En definitiva, para aumentar el employee engagement en una empresa, no se necesita una gran inversión económica, sólo estrategias clave, enfocadas al crecimiento y desarrollo del capital humano de la organización.

New call-to-action

Artículos relacionados

Olvida la multitarea: es el principal enemigo de tu productividad

Olvida la multitarea: es el principal enemigo de tu productividad Tan sólo el 2% de las personas es capaz de hacer una multitarea efectiva en el trabajo. Céntrate en una sola cosa para mantener un alto nivel de horas productivas.
Leer Más >

¿Te aburres en el trabajo? Quizá no es tan malo como piensas

¿Te aburres en el trabajo? Quizá no es tan malo como piensas "El tiempo es el consejero más sabio de todos" Pericles
Leer Más >

Gestión eficaz del tiempo: los comerciales

Gestión eficaz del tiempo: los comerciales Siempre estamos hablando de gente de oficina, administrativos, contables, gerentes, delineantes... gente que está todo el día haciendo tareas que dependen en menos medida de agentes externos, como los comerciales. Pero, ¿Cómo debe gestionar su tiempo un comercial para ser más eficaz? ¿Cómo sacar todo el jugo a la […]
Leer Más >

© Workmeter | Legal Notice | Cookies Policy