¿Realmente el teléfono es un ladrón de tiempo?

Publicada el 06/08/2013

¿Realmente el teléfono es un ladrón de tiempo?

Publicada el 06/08/2013
Recibe nuestra newsletter mensual con todas las novedades del sector y los últimos artículos
Tabla de contenidos

¿Realmente el teléfono es un ladrón de tiempo?

Es muy complicado escuchar el tono de una llamada o el aviso de que hemos recibido una nueva comunicación y no desconectar de los que estábamos haciendo en ese momento, para centrarnos en ese nuevo estímulo que tanta ansiedad nos puede llegar a crear: ¿quién se pone en contacto conmigo? ¿con qué objetivo? ¿qué espera de mí? Al denominar al teléfono como uno de los ladrones de tiempo hacemos referencia a cualquiera de sus versiones, ya que todas son igual de peligrosas para nuestra productividad:


gestiona los ladrones de tiempo con workmeter

  • Nuestro teléfono o Smarthpone personal: que nos hace disponibles 24/7 gracias a las notificaciones de redes sociales, a los emails, a los SMS, a los avisos, etc.
  • Nuestro teléfono fijo de la oficina: mediante el que en ocasiones no paramos de recibir llamadas que nos impiden empezar y terminar una tarea en un plazo de tiempo razonable.
  • Nuestro teléfono móvil de trabajo: que aunque está diseñado con una finalidad productiva, muchas veces acaba convirtiéndose en todo lo contrario.

Los errores que cometemos al usar el teléfono y sus consecuencias

La clave sería usar el teléfono en nuestro beneficio, pero para aprender cómo hacerlo antes es necesario saber qué hacemos mal. Nuestros principales errores son:

  • Responder a todas las llamadas y a veces incluso a todos los mensajes.
  • Prolongar injustificadamente la duración de las llamadas.
  • Interrumpir la actividad que nos ocupa para darle prioridad al teléfono, incluso sin saber si la tiene o no.

De hecho, un estudio de Sondea afirma que 30% de los encuestados reconoce que interrumpe una charla con amigos, una comida familiar o el trabajo para leer un mensaje, un email o una notificación en el móvil. Actitudes de este tipo, provocan que el 46% de las personas que respondieron al estudio reconozcan que se hayan llegado a sentir molestas en alguna ocasión porque su interlocutor no les prestaban la atención deseada.


¿Qué son los ladrones del tiempo y cómo evitarlos? Mejora tu productividad leyendo nuestra guía para saber esquivarlos.

Nuestros malos hábitos respecto al uso del teléfono se reflejan en la mayoría de sus efectos negativos:

  • Interrumpe nuestra concentración. Esto se traduce en una pérdida de tiempo, de entre seis y nueve minutos, cada vez que necesitamos retomarla. Si los añadimos a los de la duración del acto de leer el mensaje (y responderlo, en algunas ocasiones) o a la duración de la llamada en sí nos damos cuenta de cuánto perjudica realmente y de lo poco conscientes de ello que éramos.
  • Nos hace perder foco. Nuestra atención pasa, de estar fijada en la tarea que estamos acometiendo, a estar dispersa; ya sea por pensar en lo que nos acaban de decir o acabamos de leer, o por lo que suponemos que será, si la llamada o mensaje aún no se ha producido pero sabemos de su inminente llegada.
  • Reduce la calidad de los periodos de relax. Muchas veces los descansos también se ven interrumpidos por llamadas o mensajes, por lo que, tras la pausa, nuestra mente no está tan relajada como debería.

Cómo hacer un correcto uso del teléfono

El teléfono es una herramienta muy útil y necesaria, no sólo en el entorno laboral. Pero hay que aprender a priorizar las distintas situaciones de nuestro día a día, ya que en esa racionalización del uso del teléfono está la clave de la mejora. Para lograrlo se puede empezar estableciendo acciones mecánicas como:

  • Promover la concisión y precisión en su uso. Plantearse el objetivo de cada llamada (cuestionarse si es importante y necesario hacerla) o preguntarle abiertamente al emisor de la misma acerca de él nos ayudará en nuestro progreso.
  • Tener el teléfono apagado, o al menos en modo silencio y sin vibración, cuando se considere necesario.
  • Designar un momento del día para hacer todas las llamadas telefónicas que se necesitan. En esa franja horario elegida, la actividad que llevaremos a cabo será ésa.
  • Poner al teléfono a tu servicio como herramienta que es, y no al contrario. Limita las ataduras
  • Tener claro que no es necesario responder a cada llamada o a cada mensaje, ni mucho menos en el momento.


ladrones de tiempo guia gratuita


Click me


Prueba WorkMeter gratis

Tabla de contenidos

Artículos relacionados