Qué hay que cambiar en las organizaciones

Qué hay que cambiar en las organizaciones

Qué hay que cambiar en las organizaciones

La gestión del cambio tiene que ser capaz de aprovechar los cambios del contexto en el que se mueve la organización para sacar el máximo beneficio.

Los cambios no pueden ser apuestas temporales y aisladas, sino que tienen que integrarse en el conjunto de la organización en una nueva cultura que conlleve una nueva forma de hacer las cosas. Por ello, las empresas no solo tienen que ser flexibles, sino que tienen que ser capaces de anticiparse a los cambios y colocarse a la cabeza de la innovación.


Descubre cómo gestionar el cambio descargando nuestro ebook gratuito. Aprende todas las claves.

Te explicamos todos los aspectos sensibles al cambio y que siempre debes analizar para poder mejorar continuamente

Hacer retrospectiva y analizar qué puedes cambiar es el primer paso hacia el cambio. Para ello, empieza por conocer qué es tu empresa, cuál es su objetivo, cómo se trabaja en la misma, cómo nos perciben?. Cuando tengas esta información podrás empezar a hacerte preguntas sobre procesos de mejora.

Aspectos sensibles al cambio

A continuación te explicamos los principales elementos que las organizaciones pueden modificar sobre sus formas de trabajar. Es importante tener en cuenta que las innovaciones en uno de ellos suele y debe tener un impacto en otro de los elementos. Por ejemplo, un cambio en la tecnología suele venir acompañado por cambio en el comportamiento de los trabajadores y en el diseño de tareas:

Misión, Visión y Estrategia

Las organización deberían preguntarse continuamente unas preguntas básicas estrechamente interrelacionadas: ¿Qué soy?, ¿Qué quiero ser? ¿Cuál es mi identidad? ¿Y mi imagen? La repuesta a estas preguntas es las que tiene la capacidad para guiar hacia cambios en la misión de las empresas (su esencia, el propósito del negocio), su visión de futuro (dónde quieren encontrarse en el futuro) y su estratégica competitiva.



WorkMeter te ofrece datos objetivos para implementar y mantener la gestión del cambio. PRUÉBALO GRATIS AHORA

La tecnología

Son transformaciones en el proceso diseñadas para hacer más eficiente la productividad organizacional mientras se reducen costes. Incluye la introducción de tecnología moderna sobre la manufactura y servicios y abarcan nuevos métodos, equipos y flujo de trabajo. Es imprescindible que los empleados sepan sacar el máximo partido de las innovaciones tecnológicas por lo que no dudes en introducir sesiones de formación si fuesen necesarias.

El comportamiento de los trabajadores

Tus trabajadores son el motor productivo de tu empresa. Su mejora precisa que sean partícipes del cambio y, para ello, necesitan ser conscientes de cuáles son sus rutinas productivas, de cómo se comportan en su trabajo para poder introducir modificaciones que les permitan avanzar. Al gestionar el cambio debes entender que para que las personas se comprometan no pueden ser arrolladas por las innovaciones, sino que el cambio se produce y ocurre a través de las personas. Para poder considerarlas como parte del proceso de cambio necesitas conocer sus valores, sus creencias, sus comportamientos?y que éstos se alineen con los intereses de la empresa. Para ello es esencial contar con una comunicación efectiva y con datos que les permitan ser consciente de sus patrones de conducta en el trabajo.

El diseño de tareas

El modelo de trabajo para la resolución de tareas puede ser modificado con nuevos procedimientos y métodos que permitan mejorar la productividad y la eficiencia de la organización. Transformaciones en las formas de hacer las cosas, en la planificación por objetivos o la redistribución de los empleados pueden ayudarte en este sentido.

La estructura organizacional

Modificar el modelo estructural de la empresa puede ser una innovación necesaria para adaptarse al contexto competitivo en el que se mueve la misma, para lograr atraer mejores profesionales y para apostar por la corresponsabilidad y la autonomía de cada uno de los trabajadores. Estructuras y modelos de liderazgo novedosos donde cada trabajador asuma la responsabilidad sobre sus tareas y cuente con el apoyo de sus superiores puede mejorar potencialmente la eficiencia de la empresa.

La cultura organizacional

Mediante la retrospección de todos estos elementos se puede llegar a un estadio donde las organizaciones permitan que su propia cultura evolucione, incluyendo sus estilos de gestión y liderazgo, sus valores y creencias hacia la búsqueda de la eficiencia.

Richard Pascale recomienda hacer más énfasis en plantear preguntas que en buscar respuestas. Buscar qué se puede mejorar, qué se puede cambiar para convertirte en un motor de indagación que te permita anticiparte y sacar el máximo provecho a los cambios.


Recibe por email todos nuestros artículos Suscríbete al blog de WorkMeter


Descarga el ebook gratis

Artículos relacionados

Cómo hacer un análisis de puesto de trabajo y definir un perfil óptimo

El análisis de puestos de trabajo consiste en revisar a profundidad las funciones de un puesto de trabajo y los comportamientos de los profesionales dedicados, con el objetivo de identificar los requisitos y componentes de un perfil profesional. Esta práctica, específica del departamento de Recursos Humanos, está compuesta por diferentes conceptos y estructuras que facilitan […]
Leer Más >

La importancia de crear un buen ambiente en la oficina

La importancia de crear un buen ambiente en la oficina El sitio donde trabajamos y las personas con las que compartimos a diario son factores fundamentales para determinar si nos queremos quedar o no en una empresa. Un buen ambiente garantiza, sin dudas, la productividad de los empleados y la retención del talento. ¿Pero cómo […]
Leer Más >

5 maneras de aumentar tu confianza entre tus empleados

5 maneras de aumentar tu confianza entre tus empleados Muchas empresas no prestan atención a la importancia de la confianza entre los empleados. Descubre todas las ventajas que tiene para tu empresa en este post.
Leer Más >