NO renuncie a la flexibilidad laboral por el control horario

NO renuncie a la flexibilidad laboral por el control horario

Desde el pasado 8 de marzo las empresas están obligadas a llevar un registro de la jornada laboral. En este contexto ¿Cómo las empresas pueden cumplir con la nueva ley de control horario sin renunciar a implementar flexibilidad laboral?

No renuncies a la flexibilidad laboral por el control horario

Mientras que en la segunda mitad del siglo XX el trabajo se realizaba siempre desde la oficina o en la fábrica, a horas fijas, hoy en día el trabajo a distancia y fuera de la oficina es cada vez más popular en la población activa. No obstante, la adopción de modelos de trabajo flexibles en parte de Europa y, concretamente, en España es lenta a pesar de la generalización de las herramientas de movilidad o, incluso, de estímulos del gobierno.

Se estima que sólo un 7,4% del total de ocupados en España teletrabajan siendo Madrid es la comunidad con un mayor número de teletrabajadores, un 9,7%, seguido de Andalucía (8,4%) y de la Comunidad Valenciana (8,1%). Aunque las cifras aumentan poco a poco, España está todavía muy por debajo de países vecinos como los Países Bajos donde que cerca de la mitad de los trabajadores del país tenían pactados acuerdos de flexibilidad cuando fueron contratados.

Sin embargo, la nueva generación de trabajadores valora, cada vez más, las políticas de flexibilidad laboral a la hora de seleccionar un empleo y esta tendencia debería ir creciendo los próximos años. En el extranjeros y en particular en latino América son muchos los líderes empresariales que se han dado cuenta que trabajar desde casa cuando el tiempo de viaje era largo, por ejemplo, tenía un impacto sobre el tiempo de trabajo real; en la mayoría de los casos, las empresas que han otorgado mayor flexibilidad a sus empleados se han vuelto más productivas.

Los directores de Recursos Humanos son cada vez más conscientes de que ofrecer flexibilidad laboral les ayuda a atraer pero, sobre todo, a retener el talento.

Según la encuesta Millennial Survey 2018 de Deloitte, el 43% de los millennials prevén dejar sus empleos dentro de dos años; Sólo el 28% podría quedarse más allá de los cinco años. Eso representa un incremento de 7 puntos respecto al año pasado. Los encuestados de la generación Z expresan aún menos lealtad, con un 61% que dicen que se irían dentro de dos años si se les da la opción.

Atraer y retener a los millennials y los empleados de la Generación Z depende principalmente de los incentivos económicos y de si la cultura de trabajo ofrece mayores grados de flexibilidad. ¡Hay un claro reto para los directivos de Recursos Humanos!

Pasar menos horas en la oficina es a menudo un tabú, especialmente en España, donde el valor de un empleado se mide por las horas de presencialismo. La ausencia física del personal se considera en muchos casos como un riesgo de negligencia en la realización del trabajo solicitado. Los riesgos también son reales ya que los directivos españoles no están acostumbrados y, a menudo, están poco capacitados en la gestión de empleados flexibles. Las empresas deben trabajar para crear modelos de trabajo flexible que no aíslan al trabajador y no entorpecen la gestión de los equipos por parte de manager. El modelo perfecto no se encuentra a la primera, tendrá que evolucionar en el tiempo hasta encontrar un punto de equilibrio que satisfaga ambas partes.

¿Ayuda la tecnología?

¡Por supuesto! La tecnología es una pieza fundamental para poder implementar un proyecto de teletrabajo. Primero porque hay que dotar los empleados de las herramientas necesarias para poder realizar, de forma eficiente, su trabajo a distancia. Segundo porque las organizaciones necesitan medir los impactos del sistema flexible y asegurarse de que los niveles de productividad y eficiencia son idénticos o superiores cuando se trabaja desde casa que cuando se trabaja en la oficina. Es evidente que ninguna compañía desarrollará un plan de teletrabajo si los impactos sobre los resultados de negocio son negativos.

Asimismo, la tecnología debe ayudar las organizaciones a cumplir la nueva ley de control horario, que se aprobó el pasado 8 de marzo 2018, sin tener que renunciar a la flexibilidad laboral.

Herramientas como Time@Work ayudan las empresas a llevar el obligatorio registro horario sin frenar la evolución de la organización hacía modelos de flexibilidad laboral. Es un software de control horario que se instala en el ordenador del empleado y que recoge de forma 100% el horario de inicio y fin de la jornada; mide la productividad en tareas esté donde esté el empleado.

¡Ha llegado el momento de implementar la conciliación laboral en tu empresa!



Time@Work Prueba gratuita  Mucho más que un simple control horario

 

 

Artículos relacionados

¿Trabaja realmente el 65% de los españoles fuera del horario laboral?

A partir del 12 de mayo todas las empresas tendrán que llevar un registro de entrada y salida de todos sus empleados. Así lo establece la nueva ley de control horario del 8 de marzo que tiene por objetivo evitar situaciones de abuso y permitir un control más exhaustivo por parte de los responsables de […]
Leer Más >

Herramientas de control horario: ¿Mejoran la productividad laboral?

  Herramientas de control horario: ¿Mejoran la productividad laboral? Incorporar herramientas de control horario puede ser una buena estrategia para fomentar la autorresponsabilidad del empleado y aumentar su productividad laboral. Te explicamos cómo y porqué.       La utilización de ordenadores y otra clase de dispositivos tecnológicos ya no pertenece exclusivamente al ámbito de […]
Leer Más >

Desmontando los mitos del control horario

Desmontando los mitos del control horario Nunca había sido tan fácil decidir si estás a favor o en contra del control horario. No nos tenemos que llevar las manos a la cabeza si escuchamos las siguientes palabras ya que cada vez son más las organizaciones que se plantean implantar estas medidas de control horario entre […]
Leer Más >