software medición desempeño
Prueba Gratuita
ley de accidentes de trabajo 1900

Lo que debes saber sobre la ley de accidentes de trabajo 1900

ley de accidentes de trabajo 1900

 

La primera ley de accidentes laborales se aprobó en 1900, antes de esto, no existía ningún tipo de protección. Incluso, la ley de accidentes de trabajo de 1900 se considera la primera norma de seguridad social en España, responsabilizando a la empresa de los accidentes de sus empleados.

El objetivo de la legislación es garantizar la seguridad y la salud en el lugar de trabajo. En concreto, la ley de accidentes de trabajo establece para cada empresa, una serie de obligaciones encaminadas a garantizar el derecho de los trabajadores a la protección de su salud e integridad en el lugar de trabajo en España.

Es importante destacar que el derecho a la seguridad social, está consagrado en el artículo 41 de la Constitución española de 1978 y prevé un sistema de prestaciones estructurado en tres niveles: seguridad social básica, asistencia para cubrir las categorías profesionales y ocupacionales y prestaciones complementarias.

La ley brindó importantes beneficios a los trabajadores, mejorando sus condiciones laborales. Así mismo, abrió la oportunidad a la contratación de seguros para cubrir las compensaciones y gastos médicos de los profesionales; dando la bienvenida a las mutuas. También supuso la creación de una administración laboral apta para vigilar, controlar y penalizar el incumplimiento de la normativa.

Las mutuas son asociaciones de derecho privado sin fines de lucro, reguladas directamente por los empleadores, que protegen el bienestar de los trabajadores. Cada empresa puede, de acuerdo a su necesidad, elegir la mutua que crea más conveniente. En España, las mutuas están asociadas entre sí en una organización llamada AMAT (Asociación de Mutuas del Trabajo).

Qué se entiende por accidente laboral dentro de la ley de accidentes de trabajo

Se hace referencia a accidente laboral, cuando un trabajador por cuenta ajena sufre un daño físico durante su jornada laboral y en su puesto de trabajo. 

Los parámetros específicos que determinan lo que es un accidente laboral, se encuentran descritos actualmente en el artículo 156 del Real Decreto Legislativo 8/2015, dónde se aprueba el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y se establecen oficialmente lo siguientes daños determinativos:

  • Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.
  • Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.
  • Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su grupo profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.
  • Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.
  • Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
  • Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
  • Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

El artículo 156 también explica lo que no es un accidente de trabajo, aclarando así cualquier tipo de confusión al respecto, exponiendo los siguientes posibles daños:

  • Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que no guarde relación alguna con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente. En ningún caso se considerará fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.
  • Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado.

Así como las razones que no impedirán la calificación de un accidente de trabajo:

  • La imprudencia profesional que sea consecuencia del ejercicio habitual de un trabajo y se derive de la confianza que éste inspira.
  • La concurrencia de culpabilidad civil o criminal del empresario, de un compañero de trabajo del accidentado o de un tercero, salvo que no guarde relación alguna con el trabajo.

Guía gratuita: los secretos de la eficiencia empresarial

Gestionar un accidente laboral de acuerdo a la ley sobre accidentes de trabajo

Como se ha mencionado previamente, la ley de accidentes de trabajo, define como accidente laboral al daño repentino que sufre un trabajador, mientras ejecuta sus responsabilidades durante la jornada de trabajo. Este daño puede físico o psicológico, impidiendo al trabajador continuar realizando sus labores de forma habitual.

Cuando se da un accidente laboral, que cumpla con lo expuesto en la ley de accidentes de trabajo, la empresa está obligada a ofrecer al trabajador asistencia médica, es por eso necesario que la organización cuente con un servicio de mutua, o bien que la misma proporcione tal servicio de seguridad y prevención. 

El accidente laboral, se puede dar a diferentes niveles; leve, grave y urgente, tanto a nivel psicológico como físico. 

Si se produce un accidente laboral leve, la empresa debe contar con un botiquín de primeros auxilios. 

Si el daño físico o psicológico requiere de asistencia médica, la empresa debe completar un volante, suministrado por la mutua, donde se explica la razón del accidente laboral. Este deberá ser entregado al trabajador, o dependiendo del caso, a su acompañante para que la persona afectada sea atendida por un médico de la misma mutua y se gestione la baja correspondiente. 

En caso de que el daño requiera de asistencia médica urgente, la mutua deberá asistir al lugar del percance y atender al trabajador. Si esta no cuenta con un servicio disponible en el momento, la empresa deberá trasladar a la persona afectada al hospital más cercano e ingresarlo como un caso urgente, exponiendo que el accidente ha sido de tipo laboral. 

Una vez atendida la persona afectada, ésta puede recibir o no, una baja laboral, de forma temporal o permanente, que la empresa deberá gestionar, tanto internamente como a nivel administrativo, de acuerdo a lo expuesto en la ley de accidentes de trabajo. Es decir, debe reorganizar el calendario laboral del trabajador y los proyectos en los que se encuentra vinculado, así como comunicar el accidente laboral y entregar la baja, si esta existe, a la autoridad laboral competente. 

Es posible que el accidente laboral provoque un daño permanente en el trabajador, dejándolo sin la capacidad de volver a desarrollar su actividad laboral y en un caso desafortunado, puede provocar la muerte del profesional. Para cualquiera de los dos contextos, la ley de accidentes de trabajo obliga a la empresa a comunicar el accidente laboral y sus consecuencias, a la autoridad laboral competente, antes de cumplir las 24 horas desde que se dio el accidente. 

Para agilizar la gestión de una baja laboral, es recomendable contar con una herramienta o software que automatice los procesos vinculados, en especial el calendario laboral; como lo es Time@Work. 

Obligaciones de la empresa para la prevención de accidentes laborales

Existe una serie de requisitos obligatorios, para lograr prevenir los daños expuestos en la ley de accidentes de trabajo. Se trata de una serie de prácticas y documentos que la empresa debe ofrecer a sus trabajadores y mantener a disposición, en caso de que surja una inspección laboral, así garantizar la seguridad en sus espacios de trabajo.

  • Plan de prevención de riesgos laborales
  • Evaluación de los riesgos para la seguridad y la salud en el lugar de trabajo
  • Planificación de actividad preventiva
  • Realización de controles sobre el estado de salud de los trabajadores y conclusiones relacionadas
  • Informe de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que hayan ocasionado al trabajador una incapacidad de más de un día de trabajo

Más allá de los documentos escritos, obligatorios por ley, la empresa debe esforzarse en identificar las prácticas que pueden derivar en accidentes laborales, así poder prevenirlos e invertir en auditorias, formaciones, indumentaria, políticas, tecnologías y todas las estrategias que sean necesarias para brindar seguridad y bienestar al equipo de trabajo.

 

software control horario

Artículos relacionados

¿Qué significa guarda legal?

La guarda legal es una figura jurídica que permite solicitar una reducción de jornada laboral a los trabajadores, pero ¿conoces la situación que la generan y las condiciones para su acogida? A continuación te explicamos los detalles de este concepto; sus condiciones y consecuencias en el ámbito laboral. La figura de guarda legal ¿Qué es? […]
Leer Más >

Desarrollar el trabajo en equipo

Desarrollar el trabajo en equipo Trabajar en equipo dentro de una organización significa compromiso e implicación por parte de todos los empleados para llevar a cabo todos los objetivos y éxitos de la compañía.
Leer Más >

Cómo combatir el micromanagement

¿Conoces el término “micromanagement”? ¿Reconocerías los comportamientos de este fenómeno? Actualmente es una de las quejas más frecuentes en las organizaciones y uno de los comportamientos más nocivos para el rendimiento de las empresas. Es por eso que queremos explicarte de qué se trata para que puedas reconocerlo y evitar sus riesgos. Micromanagement, significado El […]
Leer Más >