Prueba Gratuita

La evolución del concepto de gestión del talento


La evolución del concepto de gestión del talento

Una adecuada estrategia de gestión del talento debe sustentarse sobre todo en el compromiso de todos los implicados y en un sistema de mejora continua.

En las últimas tres décadas el concepto de gestión del talento ha evolucionado mucho. Hasta hace poco, la atracción del talento era la función primordial de este tipo de gestión pero, hoy día, la importancia de retener a los empleados clave ha quedado patente.

En este post trataremos la evolución de la gestión del capital humano y del talento en la empresa. Si te interesa el tema, descarga nuestra guía gratuita sobre gestión del talento:


Descarga gratis el EBOOK PDF "Cómo gestionar el talento en tu empresa"

La inversión en personas es rentable, pero precisa de una estrategia. Este plan debe estar integrado a todos los niveles dentro de la organización. No puede obviarse su faceta global, ya que ello reduciría su impacto, mermando su eficacia.


¿Sabías que un software de productividad detecta a los mejores empleados? Compruébalo probando de WorkMeter haciendo clic aquí.

La gestión del talento en las organizaciones ha de sustentarse en:

  • Una estrategia: integrada y alineada con los objetivos de la compañía.

  • Un compromiso: que parta del conocimiento de todos los que se responsabilizarán de su implementación.

  • La mejora continua: que requerirá de responsables de medir el progreso y los cambios que se han de hacer en la estrategia, para detectar desviaciones a tiempo. Es la única forma racional de descubrir fortalezas y advertir amenazas, pero requiere de herramientas que permitan medir a las personas, porque de lo contrario, todos los datos serán subjetivos y la gestión del talento carecerá de calidad. 

gestion del talento evolucion

Créditos fotográficos: "Business Network" by sheelamohan

El responsable de Recursos Humanos no es el único que tiene algo que decir en la gestión del talento. Los roles directivos, los ejecutivos y todas las personas que tienen responsabilidad sobre otros individuos en el seno de la organización han de de velar por su desarrollo, de acuerdo a la estrategia definida, procurando su compromiso y buscando su motivación.

Alcanzar el éxito no es suficiente, se necesita garantizar la sostenibilidad y para ello hay que adoptar una estrategia que se base en la eficiencia, desde la alineación de las personas con los objetivos marcados. En ese proceso de mejora continua, en ese camino hacia la excelencia capacidades, conocimientos y motivación se conjugarán, movidos por los hilos del crecimiento individual.

Buscar a los mejores conduce al triunfo, pero no hay que olvidar que todas las personas tienen posibilidades, sólo hay que saber encontrarlas y por eso, el desarrollo es una parte sustancial de la estrategia de gestión del talento, tal y como se entiende hoy día.

¿Te ha gustado este artículo? Consulta estos artículos relacionados para saber más sobre la gestión del talento:



Guía gratuita: cómo gestionar el talento en tu empresa

Artículos relacionados

6 Formas de mejorar la satisfacción en el trabajo

6 Formas de mejorar la satisfacción en el trabajo La satisfacción de las personas en el puesto de trabajo es un factor muy importante que no debe ser descuidado, pues tiene una repercusión directa en la productividad de la empresa.
Leer Más >

El liderazgo empresarial: 10 habilidades fundamentales

El liderazgo empresarial: 10 habilidades fundamentales El liderazgo empresarial es una capacidad que todos tenemos, pero no siempre le sacamos partido. Convertirte en un buen líder es una de las claves para que puedas conseguir un trabajo en equipo eficiente e integrador. Te contamos a continuación las 10 características básicas que debes tener en cuenta. 
Leer Más >

¿Es procedente un despido por absentismo laboral justificado?

¿Es procedente un despido por absentismo laboral justificado? ¿Qué dice el Artículo de los trabajadores? El artículo 52.D del Estatuto de los Trabajadores contempla la posibilidad de tramitar un despido procedente por absentismo laboral justificado cuando se supera el umbral del 20% de faltas en el trabajo en dos meses consecutivos, aunque el empleado aporte […]
Leer Más >