Entrevista laboral: Expresar fortalezas y debilidades profesionales

fortalezas y debilidades profesionales

Durante una entrevista laboral, una de las preguntas que no suele faltar es aquella sobre las fortalezas y debilidades profesionales, o bien la famosa "¿Cuáles son sus puntos fuertes?", cuya respuesta hace que los reclutadores comprendan mucho sobre los candidatos a los que se enfrentan.

Sin embargo, no solo es importante saber realmente cuál es el propio potencial, sino también saber comunicarlo de la manera correcta, así demostrar una imagen personal positiva y eficiente. Pero ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo destacar las fortalezas que pueden afectar las distintas realidades profesionales? A continuación te damos los mejores consejos que le serán útiles durante la entrevista.

¿Por qué los reclutadores piden fortalezas y debilidades?

Las preguntas que el reclutador hace a los candidatos sobre sus fortalezas y debilidades profesionales, son preguntas clave y particularmente relevantes, ya que permite a los reclutadores tener información detallada, para poder decidir a quién contratar y a quién no.

No obstante, también es una pregunta que podría ser un desafío, especialmente si los candidatos no tienen pleno conocimiento de sus fortalezas y debilidades profesionales. Para evitar el riesgo de comprometer el resultado de una entrevista de trabajo, es fundamental preparar una respuesta exhaustiva y eficaz. 

En primer lugar, cualquier profesional en busca de empleo, debe conocer realmente sus propios potenciales y debilidades, pero también necesita saber cómo comunicarnos a los reclutadores de la mejor manera posible. No se trata de una pregunta capciosa, sino de una pregunta que realmente permite a los reclutadores de personal tener más información sobre los candidatos, sus características y su forma de afrontar las diferentes realidades.

Los reclutadores a menudo preguntan cuáles son las fortalezas y debilidades profesionales para evaluar cómo se maneja en una situación difícil, así como para identificar el nivel de autoconocimiento y autogestión, entre otras habilidades personales.

El hecho de que el candidato tenga que encontrar una respuesta ideal, o bien, que sepa comunicar y argumentar una respuesta a este tipo de preguntas, en una situación de presión como lo es una entrevista, revela el nivel de confianza que mantendrá el candidato ante una situación más compleja.

Cómo identificar sus fortalezas y debilidades

Identificar las fortalezas y debilidades profesionales propias, no es una tarea fácil, ya que cada profesional está formado por diferentes capacidades y seleccionar las más significativas para un puesto determinado puede suponer un esfuerzo bastante importante. En esta situación puede resultar útil:

  • Preguntarle a una persona cercana: Esta dinámica puede ser útil para obtener una nueva perspectiva y obtener más información sobre el propio perfil profesional.
  • Realizar un análisis DAFO a nivel personal y profesional: Una estrategias para identificar las fortalezas y debilidades profesionales, así como las oportunidades de mejora para cada una.
  • Revisar los resultados obtenidos y los objetivos alcanzados en el pasado: Pensar en todos los comentarios positivos recibidos en experiencias de trabajo pasadas, así como en aquellas correcciones y puntos de mejora. Esto puede ayudar a comprender qué capacidades destacan más en el propio perfil profesional.
  • Analizar las competencias clave de otras personas que ocupan una profesión similar: Identificar las capacidades y habilidades de perfiles profesionales similares, puede ayudar a entender en qué es mejor enfocarse

New call-to-action

Cómo presentar las fortalezas y debilidades profesionales

Además de identificar las propias fortalezas y debilidades profesionales, es importante saber cómo comunicarlo al personal de selección de personal. Para esto es importante, en primer lugar, evitar enfatizar las fortalezas o bromear al respecto. Así como, equilibrar fortalezas y debilidades a exponer. 

Los ejemplos y referencias, siempre son elementos clave, para situaciones prácticas, hablar de episodios particularmente positivos y destacables, así como de experiencias profesionales en las que se lograron alcanzar los resultados deseados sin problemas. 

El discurso de cara al reclutador, sobre las fortalezas y debilidades profesionales, debe ser fluido y transmitir una imagen profesional seria, competente, activa, dispuesta a involucrarse, confiada pero también humilde, colaboradora, empática y desinteresada. 

Pero, ¿Cuáles son las fortalezas que buscan las empresas? ¿Cuáles son las potencialidades incluidas en los requisitos de la aplicación? Algunas de las características que las empresas buscan actualmente en un candidato, dentro de las distintas realidades profesionales, son:

  • Compromiso
  • Creatividad
  • Pasión
  • Organización
  • Honestidad
  • Flexibilidad
  • Disciplina
  • Cumplimiento de plazos 
  • Buenas habilidades para trabajar en equipo
  • Habilidades de comunicación

Responder a las preguntas de los reclutadores con honestidad, es clave, así como brindar ejemplos prácticos sobre las experiencias profesionales pasadas, y al mismo tiempo ser breve y conciso.

Hablar sobre las propias fortalezas en una entrevista de trabajo, es una también una buena oportunidad para demostrar, de manera concreta, ser la persona adecuada para el puesto, el equipo y la empresa a la que se postula.

Es recomendable conectar las fortalezas profesionales con el puesto y la organización a la que el candidato se postula. Por tanto, es fundamental disponer de información sobre la empresa: conocer todo lo posible sobre su misión y cultura corporativa. Identificar los perfiles sociales de la empresa, leer los últimos artículos publicados en el sitio web o blog y mantenerse informado sobre las novedades.

Pero, cuando se trata de debilidades, este enfoque no se recomienda en absoluto, lo mejor es evitar mencionar aquellas debilidades que impiden desarrollar las funciones de trabajo del puesto deseado. Por ejemplo, si la oferta de trabajo busca un vendedor con excelentes habilidades de comunicación, recomendamos evitar debilidades cómo la timidez, ya que podría comprometer su solicitud. También es esencial hacer énfasis en cómo se busca corregir las debilidades mencionadas.

De hecho, al entrevistador le interesa saber, no sólo cómo el profesional es capaz de reconocer sus debilidades durante la entrevista, sino también que está dispuesto a trabajar duro para mejorarlas. Demostrar que se está trabajando en convertir las debilidades en fortalezas, es un punto a favor. 

Expresar fortalezas y debilidades profesionales, ejemplos

Si bien las fortalezas destacan lo mejor del profesional, es importante no exagerar enfatizándolas, por eso es necesario saber cómo expresarlas de forma clara y concisa. 

Lo recomendable es destacar uno o dos puntos fuertes que sean relevantes para el puesto deseado y ofrecer ejemplos específicos. Por ejemplo, si el puesto es para gestionar equipos de trabajo, se puede destacar como fortaleza la empatía:

“Me considero una persona empática, de hecho, en experiencias pasadas, he asumido roles de coordinador en equipos, logrando conectar con todos los colaboradores, generando un ambiente de trabajo productivo y motivante, facilitando el reparto de tareas y equilibrando las cargas laborales.”

Cuando se trata de expresar debilidades, la mejor manera de hacerlo es explicando las estrategias de mejora para corregir determinada debilidad. Una de las más comunes es la exigencia personal extrema, o bien, el perfeccionismo, que aunque parece una fortaleza, acaba siendo una debilidad pues puede convertirse en un ladrón de tiempo. Esta podría expresar de la siguiente manera:

“Soy muy exigente conmigo mismo, en ocasiones llegó a ser muy perfeccionista, lo que hace que dedique mucho tiempo a determinadas tareas, y aunque cuando hago un buen trabajo no suelo sentirme satisfecho. Sin embargo, quiero solucionarlo y para ello estoy trabajando en mi seguridad y confianza, tanto a nivel profesional como personal. Reconociendo mis capacidades y talentos así como los detalles en los que puedo mejorar, como la gestión del tiempo; limitando las tareas rutinarias y marcándome horarios estratégicamente.” 

Cómo las empresas pueden evaluar las fortalezas y debilidades profesionales

Es importante reconocer que una vez adquirido el puesto deseado, se establece un periodo de prueba en el cuál las fortalezas, así como la mejora de las debilidades profesionales, se demuestran y se analizan, a través de las evaluaciones de desempeño.

Para este tipo de evaluaciones, los departamentos de recursos humanos, o bien, o los responsables de cada departamento, pueden apoyarse en un software de medición de productividad, que a través indicadores de desempeño permite identificar los puntos fuertes y débiles de los trabajadores, así como su nivel de compromiso. 

Cuando estos sistemas de medición de productividad, son una herramienta colaborativa, cómo EffIWork, es decir, que los empleados pueden acceder con facilidad a los datos que la misma recoge, permite a cada profesional identificar sus puntos débiles y corregirlos, potencia sus fortalezas y promueve la autogestión, así como la autorresponsabilidad laboral. Como consecuencia impulsa el rendimiento de la empresa y el éxito del negocio. 

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

El margen comercial: la clave del éxito para impulsar tu negocio

Los clientes son la fuente de creación de valor para aumentar hacer crecer el negocio, entonces, ¿Por qué tan pocas empresas miden de forma exhaustiva la rentabilidad de sus clientes? Para empezar nuestra reflexión necesitamos situarnos en contexto. En el pasado, las empresas se enfocaban en desarrollar productos estándar y líneas de servicio estándar. Luego […]
Leer M√°s >

Facebook at Work llegar√° finalmente en 2016

Facebook at Work llegará finalmente en 2016 La red social corporativa que desarrolla Facebook estará al fin disponible en 2016. Aunque aún no se conoce una fecha de salida siendo probada por algunas compañías.
Leer M√°s >

Gestión de equipos: Cómo ser buen líder durante el Teletrabajo

El teletrabajo ha potenciado habilidades profesionales, la disciplina y la autonomía laboral. Pero el verdadero reto es adaptar el liderazgo a un modelo de trabajo no presencial. Por eso, te damos algunas claves para que pongas en marcha una estrategia de liderazgo efectivo adaptado al teletrabajo. Se dice que la modalidad de trabajo a distancia […]
Leer M√°s >