352709ba-5dd6-40b9-b670-ff877270df27

El liderazgo basado en la propia experiencia de una deportista de élite

El liderazgo basado en la propia experiencia de una deportista de élite

6876516Desde pequeña siempre quise ser una persona que tuviera la capacidad de tomar decisiones acertadas (leader o decisiones de liderazgo) y la verdad, es que mal no me iba en cuanto a aciertos. Mis amigas del colegio y mis compañeras del equipo, decían que tenía un don y que sin duda lo sabía utilizar, por eso siempre era considerada por todas ellas ?el pilar del  grupo?. Palabras que me gustaban gratamente.

Ya desde muy joven y sobre todo por la falta de recursos que había en mi club, tuve que tomar la iniciativa de lo que quería en cuanto a mi carrera deportiva (Hockey Hierba). Por mi manera de pensar y mi forma de ser, fue cuando entonces recorrí  500km y di el salto a la capital; para así adentrarme en lo desconocido e integrarme en un nuevo grupo. Sabía que para mí, eso no iba a ser ningún problema; no tenía miedo a los cambios, quería crecer y deseaba afrontar nuevos retos y experiencias.

Sin embargo una vez allí, no todo resultó ser como yo me había imaginado. Estar lejos de casa, de la familia, de los amigos?

Aunque jugaba con la ventaja de tener a mi hermana en Madrid, había algo que por momentos me frenaba y no me dejaba ser yo misma. Parecía como si no consiguiera adaptarme en aquel lugar y todo lo que yo era anteriormente en mi entorno, había desaparecido por completo. Había luchado por un sueño, mi ilusión, lo que más anhelaba y lucharía por ello sin dudarlo; estar en el mejor equipo de la Liga Nacional y seguir representando a mi país en Torneos Internacionales.

Pasó el tiempo, no muy rápido sinceramente, y después de tres temporadas en la gran ciudad, había conseguido todo lo que un deportista a nivel club podía lograr, pero sin llenarme demasiado, seguía estando ahí estancada, sentía que tenía una espina clavada que no me dejaba ser quien yo más quería, ese ?pilar? que me había ganado a pulso y sin demasiado esfuerzo. Entonces fue uno de aquellos días en los que piensas que las cosas suceden por algo, porque tenían que suceder. Apareció una nueva oportunidad de cambio, de ciudad, de equipo, de ambiente, gracias a un conocido de mi entorno. ¡Siempre es bueno tener amigos en todas partes!

Podía quedarme donde estaba, ya sabía lo que había, al final como todo en la vida son decisiones, a veces aciertas y a veces no, pero has de tomarlas.

Decidí arriesgarme de nuevo al cambio, probar suerte en otro destino, pero estaba vez aún más lejos, a orillas del mediterráneo, no tenía nada que perder y quizás sí mucho que ganar.

Una vez allí, ya instalada, comenzaba la nueva aventura, muchos nervios pero simplemente por tener demasiadas ganas de algo distinto.

No tuvo que pasar demasiado tiempo, para que la gente y yo misma me diese cuenta de que más a gusto no podía estar, era feliz en todos los sentidos, en Barcelona volvía a ser yo misma, aquella persona habladora, espontanea, sonriente, emprendedora, coherente, receptiva, humilde, participativa y decidida, había regresado; y ya sabía lo que quería, había vuelto a recuperar mi fuerza, deseaba volver a trabajar en equipo? ¿estaba en el sitio correcto?

Y como en un abrir y cerrar de ojos, el tiempo voló y a día de hoy, después ya casi dos temporadas llenas de retos, emociones, sensaciones? Vuelvo a ser ese pilar del grupo, ese líder de la manada. Me lo gane, trabajando en ello cada dia.

Aconsejo y guío a mis compañeras, ya que siempre surgen dudas y ellas se fijan en mí como modelo; les inspiro confianza, que hagan lo que ellas saben sin miedo a equivocarse; les enseño lo que sé (técnica y táctica) y les muestro cómo se hacen las cosas. Soy el ejemplo a seguir; les inspiro entusiasmo y ganas de hacer las cosas bien, me preocupo y comparto mis éxitos con ellas ya que todas trabajamos en equipo; y cuando surgen dudas encuentro la mejor solución para todos; sin duda todo lo que hacen es por compromiso e implicación no por obligación.

Unos dicen que líder se nace, otros que no. Pues bien, cada uno de nosotros nacemos con diferentes condiciones, y cada ser tiene distintas cualidades. Sinceramente basándome en mi propia experiencia, he de decir que condiciones y cualidades tengo muchas, pero que siempre hay que estar en constante trabajo con ellas y que lideres nos hacemos. Todos podemos ser un buen líder.

¡Inténtalo!  



indicadores de productividad empresarial


Click me


Prueba WorkMeter gratis

Artículos relacionados

La importancia de crear un buen ambiente en la oficina

La importancia de crear un buen ambiente en la oficina El sitio donde trabajamos y las personas con las que compartimos a diario son factores fundamentales para determinar si nos queremos quedar o no en una empresa. Un buen ambiente garantiza, sin dudas, la productividad de los empleados y la retención del talento. ¿Pero cómo […]
Leer Más >

Gestión del cambio: Detecta cómo está tu empresa primero

Gestión del cambio: Detecta cómo está tu empresa primero "Todos piensan en cambiar el mundo, pero nadie pensa en cambiarse a sí mismo"-Alexei Tolstoi
Leer Más >

Psicobusiness o cómo utilizar la mente para hacer negocios

Psicobusiness o cómo utilizar la mente para hacer negocios La fusión de psicología y gestión empresarial se da en el Psicobusiness y su objetivo es claro: mejorar el rendimiento económico de la compañía a partir de la comprensión del comportamiento de empleados y clientes.
Leer Más >