Prueba Gratuita
El arte de la delegación

El arte de la delegación


El arte de la delegación

Un buen líder ha de saber delegar. Delegar le ayuda a crecer y a la vez desarrolla al equipo, por eso se considera mucho más que una simple transferencia de trabajo. 

Para delegar con éxito hay que involucrar a otros en la responsabilidad de los resultados, a la vez, hay que fomentar la autonomía para que sea cada individuo el que decida cómo alcanzar los resultados.

Muchos gerentes, CEOs y supervisores son incapaces de delegar y en estos casos, el problema puede provenir de:

  • Dificultades para trabajar en equipo.

  • Falta de transparencia en la gestión.

  • Carencia de habilidad para escuchar.

  • Ausencia de un sistema justo de valoración del desempeño individual.

Este artículo trata sobre la delegación, un aspecto clave de la gestión del tiempo de trabajo. Si quieres saber más de este tema, descarga nuestra nueva guía gratuita Claves para optimizar la gestión del tiempo de trabajo:


Consejos para optimizar mejor la gestión de tu tiempo. Descarga nuestro ebook gratis [PDF]

El resultado es la desmotivación y la frustración, tanto del propio responsable como de todo su equipo. Las consecuencias se extienden a la gestión del tiempo y la productividad se ve gravemente afectada. La importancia de delegar es tal, que cuando en una organización se lleva a cabo esta práctica de manera correcta y natural, los beneficios tienen una doble vertiente. Para el líder:

  • Disponer de tiempo para anticipar y planificar acciones futuras.

  • Probar la capacidad para transmitir, comunicar, inspirar y conseguir que se involucren miembros del equipo.

  • Elevar el expertise y ganar tiempo para actividades de importancia crítica que generen más valor para la organización.

Y, entre las ventajas para el equipo, se encuentran:

  • Mejorar el nivel de competencia.

  • Aumentar la satisfacción laboral y la motivación, gracias a la sensación de reconocimiento.

  • Fomentar una relación basada en la confianza y la responsabilidad.

  • Potenciar la autonomía y la proactividad.

ID-100224955.jpg

Créditos fotográficos: "All For One" by hin255 

Cómo delegar con éxito

Para delegar de forma eficaz hay que tener en cuenta las siguientes reglas:

  1. Seleccionar a la persona adecuada para el trabajo.

  2. Darle información suficiente.

  3. Delegar el trabajo completo a una persona y dale toda la responsabilidad, nunca dividir la tarea.

  4. Centrarse en los resultados, no en el proceso: no interferir durante la ejecución.

  5. Delegar a través del diálogo: llegar a un acuerdo que establezca que es la otra persona quien cuenta con más capacidades para hacer mejor el trabajo y ello beneficiará a ambos y a la organización en conjunto (sobre todo en delegación horizontal).

  6. Establecer tiempos límite basados en la responsabilidad.

  7. Fijar una fecha para la revisión.

  8. Ofrecer retroalimentación positiva y constructiva.

  9. Proveer los recursos necesarios.

  10. Proporcionar guía y consejo sin interferir.

  11. Establecer los parámetros, condiciones y términos antes de delegar.

  12. No permitir la tarea delegada de vuelta.

  13. Aportar respaldo y apoyo cuando sea necesario.

  14. Darle todo el crédito y reconocimiento a la persona que complete el trabajo.


Aprovecha tu tiempo de la mejor forma y sé más eficiente probando gratis la herramienta WorkMeter

Consejos prácticos para delegar de forma eficaz

Como las cosas nunca son lo mismo en la teoría que en la práctica, a la hora de delegar puede ser necesario echar mano de algunos consejos:

  • Especificar cuáles son los resultados esperados: minimiza errores y mejora el rendimiento. Cuando una persona sabe lo que se espera de ella los resultados siempre son mejores y se ajustan más a las expectativas.

  • Asignar tareas acordes al puesto y al proyecto encomendado: la coherencia en la planificación ha de ser exquisita, especialmente cuando se trata de delegar. Cuando no se actúa de esta forma pueden surgir problemas de motivación que afecten a la productividad.

  • Dotar de autoridad: es imposible que una persona lleve a cabo una tarea si no cuenta con la suficiente autoridad para desempeñarla. Es importante además, dar publicidad a la delegación de autoridad para evitar malentendidos a nivel de empresa que puedan conducir a situaciones incómodas o causar retrasos.

  • Transmitir la responsabilidad: la persona sobre la que se delega debe ostentar la autoridad pero comprender la responsabilidad. Ha de saber que deberá dar cuentas de errores o desviaciones en los resultados esperados.

Si este artículo te ha parecido interesante, no te pierdas estos artículos relacionados:



Guía gratuita: Claves para optimizar la gestión del tiempo


Artículos relacionados

Job hopping

Está confirmado que el 91 por ciento de las nuevas generaciones planean quedarse en un trabajo por menos de tres años, de acuerdo a la encuesta realizada por Future Workplace “Multiple Generations@Work”, a 1.189 empleados y 150 gerentes. Esto significa que podrían tener hasta 20 trabajos a lo largo de vida. ¿Suena extraño? Quizás, pero […]
Leer Más >

Cómo tener reuniones más eficaces y productivas

Cómo tener reuniones más eficaces y productivas Las reuniones pueden ser unas aliadas clave, o unas enemigas constantes. Para sacarle el máximo partido a nuestra organización, debemos conseguir que sean lo primero, ya que las reuniones eficaces son una de las mejores herramientas empresariales con las que contamos.
Leer Más >

Cómo organizar bien tu agenda de trabajo

Cómo organizar bien tu agenda de trabajo "El éxito no se logra sólo con cualidades exitosas. Es sobre todo un trabajo de constancia, de método y de organización." J.P. Sergent
Leer Más >