Prueba Gratuita

Datos y realidades sobre la Flexibilidad Laboral en España


Datos y realidades sobre la Flexibilidad Laboral en España

El trabajo ya no es un sitio, es una actitud. Con esta impactante frase, que expresa en pocas palabras lo que supone este cambio de mentalidad y de forma de entender el trabajo, se pueden llegar a asimilar datos como los siguientes, extraídos de una encuesta sobre la realidad laboral.

Hoy día es habitual que los empleados se vean reflejados en alguna de las situaciones que se describen a continuación, acompañadas de un porcentaje que define con qué frecuencia suceden:

  • El 98% de las personas envían emails de noche o en fin de semana.
  • El 63% comprueba su correo cada 1-2h, fuera de horas.
  • Un 53% se levantó mientras comía por una llamada de trabajo.
  • El 59% de las personas tomó decisiones de negocio estando en casa.
  • Tan solo el 3% no ha hablado o enviado/recibido mail durante sus vacaciones.

Pero también, la otra cara de esta realidad es que el 98% de las personas han tenido que gestionar asuntos personales desde la oficina.

Esto es lo que se conoce como el empleado 2.0. Son personas con un intensivo uso de las tecnologías IT y de los sistemas de comunicación. Individuos que están permanentemente conectados y por eso suelen solucionar asuntos de trabajo desde casa, pero también asuntos personales desde la oficina.

 

La otra cara de la moneda

La realidad en España del mercado laboral queda reflejada en los siguientes porcentajes:

  • Sólo un 45% de la jornada laboral en España es productiva.
  • Un 35% se destina a tareas necesarias pero que no aportan rentabilidad.
  • El 20% restante son unas horas no productivas en las que se produce una pérdida neta de tiempo, recursos y dinero.

¿En qué se pierde ese 20% del tiempo?

  • 44,70%   Internet (uso personal)
  • 23,40%   Hablando con compañeros
  • 6,80%     Realizando negocios personales
  • 3,90%     Esparcimiento
  • 3,10%     Recados fuera de la oficina
  • 2,30%     Llamadas telefónicas personales
  • 1,30%     Buscando nuevos empleos
  • 1,00%     Haciendo planes personales
  • 1,00%     Llegar tarde
  • 12,50%   Otros

Los datos demuestran que España está a la cola de la flexibilidad y es lógico. Lo último que debe hacerse en un negocio de baja productividad es flexibilizar. Y es que en un entorno de esas características, la flexibilidad laboral supone perder dinero. Es atractivo como planteamiento, es muy ambicioso como objetivo, conciliar y ahorrar dinero al mismo tiempo; pero hay un problema: que la productividad se encuentra en un nivel alarmantemente bajo.

La percepción que tienen la mayoría de los directivos y managers es que adoptar medidas flexibilidad laboral como el teletrabajo o los horarios flexibles supone tirar el dinero. 

¿Cuál es el problema?

Pero ¿por qué hay baja productividad? ¿Cuál es el problema que provoca esa pobre interpretación de la flexibilidad? Después de medir diferentes empresas y de trabajar con organizaciones de diferentes sectores, hemos llegado a las conclusiones siguientes:

  • No somos conscientes de nuestro propio tiempo: nadie sabe cuántas horas han dedicado a reuniones, a responder emails, etc. ... Lo primero que hay que hacer es tomar conciencia de nuestro tiempo.
  • Tomamos decisiones basadas en percepciones: ...y las percepciones nos engañan, por lo que no son el punto de partida más recomendable para basar una decisión si se quiere alcanzar el éxito.
  • Nos falta cultura para la flexibilización: muchos empresarios en España todavía piensan que un empleado que teletrabaja y que ejecuta sus tareas desde su casa es alguien que pierde el tiempo a la mínima oportunidad.

Según nuestra visión, la solución y el camino para encauzar esta situación y poder avanzar es medir el trabajo

La solución: medir

En otros ámbitos de la vida parece evidente que exista una necesidad de medir:

  • La salud: la temperatura corporal, el peso, la altura, los niveles de azúcar en sangre, las dioptrías, etc.
  • El deporte: se mide la distancia recorrida por el atleta en un salto de longitud, el tiempo en que finaliza una carrera de cien metros, el rendimiento de un piloto de Fórmula 1, etc.
  • Los resultados: por ejemplo cuántas ventas ha cerrado cada empleado del equipo comercial en un mes.

Pero no hay que quedarse ahí, hace falta entrar de lleno en la cultura de medir el trabajo. Dar este paso nos va a llevar a lo que se puede conocer como empleado 3.0., que es aquél que trabaja en todas partes y que cuenta además con unas mediciones y unos objetivos que le permiten, y nos permiten como empresarios, ver cómo trabaja.

En un entorno así sí que es posible flexibilizar, porque la productividad está asegurada ya que, al medir:

  • Es posible conocer cómo invertimos nuestro tiempo y nuestros esfuerzos.
  • Se acierta en la toma de decisiones, al adoptar las más correctas.
  • Se puede flexibilizar lo que demandan la sociedad y los empleados 3.0. 


indicadores de productividad empresarial


Click me


Prueba WorkMeter gratis

Artículos relacionados

Implantando el teletrabajo en las empresas

Implantando el teletrabajo en las empresas Pese a los beneficios demostrados del teletrabajo, muchas empresas todavía ni se plantean introducirlo a su plantilla. El problema del teletrabajo en España está en la desconfianza que se tiene de las personas y en la pérdida de control sobre el rendimiento de los empleados. Preguntas y afirmaciones como: […]
Leer Más >

Estrategias empresariales para afrontar la crisis a causa del Covid-19

Estrategias empresariales para afrontar la crisis a causa del Covid-19 La pandemia cambió el futuro empresarial de la mayor parte de compañías alrededor del mundo, muchas han sufrido sus consecuencias y otras han estado afrontando importantes retos a lo largo de este año. Cómo actores clave para la economía, deben tener clara su responsabilidad social […]
Leer Más >

Flexibilidad laboral y SmartWorking: di hola al trabajo inteligente

Flexibilidad laboral y SmartWorking: di hola al trabajo inteligente Las personas ansiamos medidas relacionadas con la conciliación y la flexibilidad laboral pero.. ¿es posible? Las organizaciones tienen en su mano, gracias a la tecnología y los avances en comunicación dar el paso definitivo hacia el equilibrio personal y laboral. 
Leer Más >