Networking en redes sociales

¿Cómo usamos las redes sociales en el trabajo?

¿Cómo usamos las redes sociales en el trabajo?

La mayoría de las empresas, tanto las grandes como los pequeños negocios, consideran que los trabajadores estén en los medios sociales es una pérdida de tiempo. 

De hecho, muchas han optado por prohibir o restringir el acceso por miedo a que sus empleados pasen horas charlando con amigos, mirando fotografías e incluso jugando con algunas de las aplicaciones que ofrecen redes como Facebook.

Un artículo publicado en el American Express OpenForum presentaba los resultados de varios estudios realizados con diferentes grupos de empleados para medir en qué actividades consideraban que perdían más el tiempo.

SocialMedia 2


Consejos para optimizar mejor la gestión de tu tiempo. Descarga nuestro ebook gratis [PDF]

Según el informe, no sólo los medios de comunicación social, sino que el hecho de ser social en general ocupan los puestos más destacados de esta lista. De hecho, cuatro de los cinco primeros son de naturaleza social:

  • Visitar medios sociales
  • Socializar con los compañeros de trabajo
  • Pausas excesivas o prolongadas
  • Asuntos personales

Pero no sólo ?pierden el tiempo? en actividades personales. Curiosamente, el quinto punto en el que más coincidieron que perdían el tiempo son las reuniones de empresa innecesarias o ineficientes (¿Quieres saber cómo tener reuniones eficaces?)


Aprovecha tu tiempo de la mejor forma y sé más eficiente probando gratis la herramienta WorkMeter

¿Estás pensando en bloquear? No lo hagas

El problema es que cuando se habla de bloqueo de los sitios sociales o de implantar el uso de software de seguimiento de las actividades, las empresas actúan bajo el supuesto de que no pueden confiar en sus empleados, y esta mentalidad crea una relación de desconfianza entre ambos lados que reduce la moral del trabajador y lo hace, a la larga, menos productivo.

En realidad, esta en las manos de las propias empresas hacer un uso positivo y óptimo de los medios sociales y de Internet de tal forma que más que ser una pérdida de tiempo puedan actuar como una herramienta de comunicación interna y externa. De este modo, las redes sociales servirán para subir la moral de los trabajadores y aumentar su productividad en la medida en la que se sienten implicados en el funcionamiento y actividades de la propia empresa.

Algo tan sencillo como crear un grupo privado en Facebook, utilizar alguna red social corporativa  o un grupo de trabajo en Whatsapp puede hacer maravillas como medio para mantener a todos los trabajadores dentro de una misma conversación. Otras ideas como unir a los trabajadores por departamentos específicos para que puedan tomar decisiones laborales en una misma conversación o a través la instalación de sistemas de correo electrónico internos, siempre se traducen en una actitud más positiva e incitan a la participación.

No todo es malo con las redes sociales

De hecho, algunos estudios e informes sobre el tema demuestran que aquellas organizaciones que tienen una presencia importante en las redes sociales, con varios empleados involucrados en línea que generen participación y actividad interna, pueden ayudar a salvar una empresa utilizando mejor el tiempo e incluso el dinero, pero, sobre todo, consiguiendo crear una cultura interna más positiva.

Además, conseguir que la cultura interna de una empresa sea optimista y participativa influye directamente en cómo se percibe un negocio exteriormente consiguiendo una visión de empresa abierta y moderna.

Otro aspecto positivo es que las conversaciones internas que se generen a través de canales sociales de la empresa pueden incluso hacer posible la eliminación de las reuniones, o al menos racionarlas.

Además, hay que recordar que de las ocho horas de duración de la jornada laboral, los trabajadores no están concentrados el 100% de las mismas y que las empresas pueden aumentar su productividad y capacidad de organización y concentración premiándoles con breves descansos. Así que, ¿por qué no darles la oportunidad de usar las redes sociales en esos momentos de desconexión?

Las empresas pueden optar por prohibir a sus empleados utilizar las redes sociales y atenerse a las consecuencias negativas de morales bajas e improductividad, o tratar de enseñar a su plantilla la importancia de permitir el uso de los medios de comunicación sociales en el trabajo y sus usos en el mismo de acuerdo a unas políticas de uso consensuadas y a la buena actitud de los empleados para con las mismas.


Recibe por email todos nuestros artículos Suscríbete al blog de WorkMeter


Guía gratuita: Claves para optimizar la gestión del tiempo

Artículos relacionados

La regla del 8-8-8 o cómo reducir gastos con los horarios de trabajo

La regla del 8-8-8 o cómo reducir gastos con los horarios de trabajo La realidad es que en España trabajamos una media de 232 horas más que en el resto de los países Europeos y, sin embargo, la productividad en nuestro país es más baja que la de nuestros vecinos en Europa.
Leer Más >

Las mejores herramientas para gestionar el email y tus reuniones

  Las mejores herramientas para gestionar el email y tus reuniones En este post te ofrecemos algunas de las mejores herramientas, consejos y técnicas para que aprendas a sacar el máximo partido a tus emails y reuniones optimizando tus horas productivas. Veamos cómo:
Leer Más >

Los peligros del presentismo laboral en las empresas

Los peligros del presentismo laboral en las empresas 8 de cada 10 trabajadores dedican más horas a su empleo por miedo a que la crisis y el difícil contexto económico que atravesamos le haga perder su puesto de trabajo.
Leer Más >