Cómo encarar un problema de resistencia al cambio

Cómo encarar un problema de resistencia al cambio

Cómo encarar un problema de resistencia al cambio

Nosotros sabemos lo frustrante que es querer cambiar algo a mejor, y por culpa de que algunas personas se niegan, se complica todo el proceso. Afortunadamente conocemos algunos factores que te pueden ayudar a evitar estas situaciones en de la gestión del cambio.

5498q4weas


Descubre cómo gestionar el cambio descargando nuestro ebook gratuito. Aprende todas las claves.

Lo primero es añadirle valor a la evaluación del desempeño, ya que nos ayudará a guiar todo el proceso de gestión dell cambio.

Para realizarla hay que hacer 4 cosas

1- Buena imagen de la empresa: No sólo hay que crear un ambiente que sea atractivo para los clientes o los proveedores, sino que hay que hacer uno que también atraiga el talento. En el mercado laboral actual hay una gran competitividad, y por lo tanto hay que encontrar a los mejores candidatos, y seducirlos con hechos reales, es decir, la empresa ha de ser algo más que un slogan. 

2- Recompensar: compensar a los empleados supone un impacto sustancial, tanto sobre en los gastos de la organización como sobre los gastos de las personas. Los incentivos no tienen que ser sólo monetarios, sino que los que más valoran los empleados son la flexibilidad, la confianza, la recompensa, o la conciliación. Cambios tan simples como estos son los que luego causan mejores cambios en una empresa. 

3- Variedad: En las empresas es importante que haya una diversidad entre los empleados. La variedad de culturas, edades, e idiomas proporcionan a la empresa diferentes puntos de vista, por lo que aumenta el número de opciones para realizar el cambio. 

4- Cultura de empresa: Es importante que los empleados se sientan identificados con la empresa, ya que facilita el comunicar una misión, un cambio o los valores de la empresa. Para tener una buena cultura de empresa, se ha de mostrar, convicción, seguridad y una buena estructura de la empresa. Esto provoca que el empleado se sienta a gusto en su puesto de trabajo, y sea más propenso a colaborar.


WorkMeter te ofrece datos objetivos para implementar y mantener la gestión del cambio. PRUÉBALO GRATIS AHORA

Problemas que pueden surgir de la gestión del cambio

Para solucionar un problema, hay que ver siempre cuál es su causa, por eso hay que saber cuáles son los factores que provocan una resistencia en los empleados. Estos pueden ser diversos:

Falta de información o desinformación

La falta de información provoca una respuesta negativa, ya que se desconoce con precisión qué tipo de cambios se van a producir. Transmitir información sobre los cambios que se van a producir aumenta la motivación y la confianza de los empleados, y con ello, su colaboración.

 Amenazas al estatus o al poder

Cuando se realiza un cambio, significa que también se modifica una parte de la estructura de la empresa, por lo que algunas personas ven en peligro su estatus, el cual se han ganado con el tiempo, y esto causa un rechazo a cambiar. Lo mismo sucede con el poder. Un cambio organizativo rompe la estructura de la empresa, y crea una nueva, lo cual algunas personas lo pueden percibir como una amenaza a sus posiciones. El problema es mayor cuando el que se opone al cambio es el poder que se encuentra arriba de todo ya que el proceso de cambio será bastante más lento.

No visualizar los beneficios del cambio

Al igual que en la falta de información, la no visualización de los cambios se debe a una desinformación sobre lo que va a suceder. 

Poca confianza en la organización de la empresa

Un clima de poca confianza se convierte en una gran barrera a la hora de hacer un cambio. En este caso los empleados se negarán al cambio, y llegarán a sabotearlo si hace falta. 

Resistencia a experimentar

Algunas persona por miedo a no poder ser lo suficientemente bueno, o que no les guste el nuevo ambiente, se niegan a realizar el cambio debido a que la situación en la que se encuentran ya están cómodos, y no tienen por que arriesgarse. Hay que tener en cuenta que las personas que más se arriesgan en estas situaciones son los jefes de departamento, ya que el fracaso del cambio supone que ha sido su fracaso. 

Miedo a no ser capaz de adaptarse correctamente

Esto suele producirse en personas de edad avanzada, ya que algunos cambios pueden significar grandes retos. Por eso es importante encargarse de que todos los empleados se encuentren a gusto durante el proceso.


Recibe por email todos nuestros artículos Suscríbete al blog de WorkMeter


Descarga el ebook gratis
Artículos relacionados

Tipos de organigrama de una empresa

La definición del organigrama de una empresa, desde el punto de vista de la planificación y control empresarial, es un proceso de vital importancia para una empresa que apunta al éxito y la consolidación en el mercado comercial. Este proceso está estrictamente relacionado con una estrategia ganadora, ya que puede garantizar la calidad, eficiencia, productividad […]
Leer Más >

Involucramiento del personal: 4 grandes consejos

4 formas para involucrar más a tus empleados ¿Tus empleados saben cuál es la estrategia empresarial de tu organización? Si la respuesta a esta pregunta es negativa, tienes que empezar a tomar medidas, ya que este desconocimiento puede tener consecuencias negativas que probablemente ya estés sufriendo.
Leer Más >

¿Qué hacen los buenos directivos?

¿Qué hacen los buenos directivos? Según Peter Drucker, Harry Truman no tenía ni una pizca de carisma, pero fue uno de los jefes de Estado más eficaces en la historia de Estados Unidos.
Leer Más >