Prueba Gratuita
burnout

¿Qué es el síndrome burnout?

burnout

Cada vez más las empresas deciden mantenerse en modalidad de teletrabajo ya que han ido identificando las numerosas ventajas que brinda. Sin embargo, es importante tener en cuenta que también puede resultar difícil de llevar para algunos trabajadores, desarrollando síndromes como el burnout o “síndrome del trabajador quemado” que lleva a colapso nervioso provocado por el estrés laboral. Una tendencia que ha afectado a 2 de 3 trabajadores este último año, es por eso importante dedicarle especial atención. Incluso, la OMS, reconoció este síndrome de burnout como una enfermedad derivada del estrés mal gestionado. 

¿Qué es burnout?

Burnout es un estado de agotamiento físico, emocional y mental vinculado a un deterioro en la relación de una persona con su trabajo. El término “burnout” se utilizó por primera vez en 1970 en referencia a las profesiones del sector sanitario en contacto con personas, inicialmente identificadas como las más expuestas a frecuentes estados de sufrimiento, que experimentaban eventualmente un agotamiento profesional evidente. 

Desde entonces, el concepto de “burnout”, o bien, de crisis nerviosa por estrés laboral, se ha extendido a todos los entornos laborales en los que existen fuertes condiciones de tensión y presión. Es por esto que en 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido el burnout en lista de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CID), definiéndola como un síndrome derivado del estrés crónico mal gestionado y uno de los factores que influyen en el estado de salud.

La definición de burnout más acertada: Una forma inadecuada de afrontar el estrés crónico, cuyos rasgos principales son el agotamiento emocional, la despersonalización y la disminución del desempeño persona, de acuerdo a C. Maslach, psicóloga estadounidense.

Un conjunto de síntomas o bien, un desgaste profesional que ocasiona síntomas físicos como psicológicos, poniendo en riesgo sobre todo la salud mental, y que afectan tanto a mujeres como a hombres y ocupa el segundo lugar en enfermedades relacionadas con el trabajo. Afecta sobre todo a profesionales particularmente expuestos, sin embargo este último año se ha hecho evidente que puede afectar a todas los profesionales que tienen un compromiso intenso con su trabajo.

Nueva llamada a la acción

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de burnout?

El síndrome burnout aparece cuando el trabajador siente una brecha demasiado grande entre sus expectativas profesionales y su realidad laboral. El trabajador tiene la sensación de haber agotado sus recursos y los periodos de descanso habituales ya no son suficientes para aliviar este cansancio.

Este agotamiento lleva al profesional a desarrollar una actitud cínica en el área laboral, para protegerse de la decepción emocional, se aísla de su trabajo y "deshumaniza" a las personas con las que entra en contacto. Generando un comportamiento negativo y autodestructivo. Para ser más específicos, los síntomas del burnout se hace evidente a través de las siguientes manifestaciones psicológicas y conductuales:

  • Desmotivación
  • Falta de iniciativa
  • Dificultad para completar tareas
  • Desapego emocional e interés reducido en su desempeño laboral
  • Dificultad en las relaciones con los clientes y compañeros de trabajo
  • Alta resistencia a ir a trabajar todos los días
  • Rigidez de pensamiento y resistencia al cambio
  • Absentismo
  • Despersonalización
  • Sensación de frustración

Emocional y cognitivamente, los síntomas del agotamiento incluyen:

  • Dificultad para concentrarse
  • Baja autoestima
  • Sentido de culpa, fracaso, ira y resentimiento
  • Agitación, irritabilidad y nerviosismo
  • Infelicidad
  • Indecisión
  • Falta de atención
  • Dificultad para pensar con claridad
  • Falta de creatividad
  • Preocupación constante

¿Cuáles son las causas que generan un burnout?

El Burnout afecta principalmente a las personas que están fuertemente comprometidas con su trabajo: lo decisivo para ellas es la profesión que han elegido y el sentido que se le da a lo que hacen.

burnout laboral

Se han identificado factores de riesgo: exceso de trabajo, presión para trabajar más rápido, falta de control sobre el propio trabajo, ser mal recompensado o reconocido, sufrir de inequidad, recibir demandas contradictorias, no tener objetivos claros, contar con recursos insuficientes, no estar alineado con los objetivos o enfrentar un conflicto de valores.

Además, las personas sujetas a inestabilidad emocional (tendencia a percibir, construir y experimentar la realidad y los acontecimientos como amenazantes, dolorosos y problemáticos) o de carácter consciente (ser metódicos, organizados, pulcros, meticulosos, perseverantes, etc.) estarían más expuestos.

Sin embargo, el síndrome de burnout no debe considerarse como una consecuencia inevitable del compromiso demasiado intenso de un individuo con el trabajo. El síndrome de burnout surge del encuentro entre un individuo y una situación laboral degradada o un ambiente laboral decepcionante.

Burnout laboral, incluso durante el teletrabajo

Cómo ya se ha comentado, el Burnout está vinculado a la percepción de un desequilibrio entre las demandas o necesidades profesionales y los recursos disponibles; sin embargo, en la base del fenómeno del agotamiento laboral durante el teletrabajo se pueden identificar dos factores diferentes:

  • La incapacidad de desconectarse del trabajo
  • La incapacidad de tener horarios de trabajo precisos, como en la oficina

Según algunas investigaciones recientes, la jornada laboral durante el teletrabajo puede durar en promedio de 1 a 3 horas más, alargando la jornada. Existe una tendencia a estar disponible incluso fuera del horario laboral, contestar el teléfono, chats o enviar correos electrónicos. La imposibilidad de "desconectarse" del trabajo y preservar los espacios personales es la causa, a largo plazo, de un burnout laboral, o bien, un agotamiento físico y emocional del profesional que invierte demasiada energía y nunca se recarga. 

El mayor riesgo del teletrabajo es que, a largo plazo, será difícil separar el entorno laboral del entorno doméstico, que provocará una falta de equilibrio entre la vida personal y laboral, factor que puede llevar a un colapso nervioso paulatinamente. 

Cómo combatir el burnout en el teletrabajo

Evitar el exceso laboral, es el primer paso, contar con sistemas que garanticen el derecho a la desconexión digital de los teletrabajadores es la clave para eliminar las eternas jornadas de trabajo, el colapso nervioso o estrés profesional y promover la conciliación familiar, o bien, el mencionado equilibrio entre la vida personal y laboral que en ocasiones cuesta conseguir trabajando desde casa. Este tipo de sistemas o software, cuentan con funcionalidades que alertan e invitan al teletrabajador a desconectar laboralmente indicándole haber cumplido con sus horario laboral correctamente a través de una ventana emergente, además, cumplen con la ley de trabajo a distancia.

burnout

El ejercicio físico es, sin duda, uno de los métodos más eficaces para afrontar los casos de crisis nerviosa por teletrabajo.  El entrenamiento físico es esencial para liberar dopamina y serotonina, que ayudan con el estado de ánimo y el sueño, además reduce drásticamente los niveles de estrés. 

A menudo, cuando se trabaja desde casa, el movimiento o ejercicio físico es limitado. Sin embargo, hacer un esfuerzo por alejarse del escritorio es esencial para mantenerse saludable, y hay algunos ejercicios físicos que puede probar mientras trabaja desde casa que ayudan a prevenir el agotamiento y mejorar su salud y productividad: Cómo el yoga; el ejercicio más común en el mundo para prevenir o tratar el agotamiento, o caminar; que ayuda a mejorar el estado de ánimo y disminuir los niveles de estrés, o bailar; que estimula la gracia y la agilidad, o el boxeo; que ayuda a la concentración, a fortalecer la confianza en uno mismo y da un aumento instantáneo de energía, o pilates; que ayuda a la postura y mejora el estado de ánimo fortaleciendo la capacidad de recuperación frente a las causas del estrés. 

Lo ideal es entrenar por periodos cortos varias veces al día y encontrar un tipo de entrenamiento o deporte que genere motivación y gusto es fundamental ya que ayuda a mantener la constancia, la estabilidad emocional y la motivación personal.  Practicar actividad física diaria tiene enormes beneficios para la salud psicológica. Aprovechar el teletrabajo como una oportunidad para mejorar y cuidarse es especialmente importante.

 

Nueva llamada a la acción

Artículos relacionados

2 Teorías y técnicas de motivación laboral

2 Teorías y técnicas de motivación laboral La motivación la conforman todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo concreto. La forma cómo los individuos reaccionan ante esos estímulos obedece a factores como:
Leer Más >

5 mitos a superar sobre la gestión del talento

5 mitos a superar sobre la gestión del talento Cuando se quiere llevar a cabo una gestión del talento eficiente, seguir teorías y clichés no es lo más aconsejable. Hoy veremos como derribar los mitos más relevantes sobre el talento humano.
Leer Más >

Liderazgo empresarial: Give and Take

Liderazgo empresarial: Give and Take - Autor: Adam Grant
Leer Más >