Prueba Gratuita

5 tareas para entender la dirección de recursos humanos


5 tareas para entender la dirección de recursos humanos

direccion recursos humanosUna de las partes más importantes de una empresa posiblemente sea su personal.

 

 

 

 


libros productividad

Comparando una empresa con un motor, las personas serían las piezas móviles. Y el departamento de recursos humanos, sería el aceite que hace que esas piezas puedan trabajar en conjunto sin calentarse, rozarse, y sin que se lastimen, para un trabajo óptimo y de larga duración. Esto se conoce como dirección de recursos humanos. Las tareas más importantes en la dirección de los recursos humanos son las de seleccionar, contratar, formar, emplear y retener a los colaboradores de la empresa, con el objetivo final es la de alinear a los trabajadores con la estrategia de la empresa, lo que permitirá implantar una estrategia organizacional a través de estas personas, que son los únicos recursos vivos e inteligentes para que superen los desafíos que acontecen en la fuerte competencia mundial.

Vamos a conocer más detenidamente las tareas en la dirección de recursos humanos, que ya hemos nombrado anteriormente:

1.- Seleccionar.

Una vez detectadas las necesidades de una empresa en cuanto a personal se refiere, la dirección de recursos humanos debe crear un perfil descriptivo del tipo de trabajador que requiere la empresa, para conocer qué es lo que buscan. Una vez decidido, la empresa suele consultar su base de datos de currículums, para ver si alguno encaja, y a veces, simultáneamente, anunciar la vacante en prensa, contactos y redes sociales. Se trata de encontrar a los mejores talentos a un precio asequible para la empresa.

2.- Contratar.

Descartados los perfiles que no encajan, por conocimientos, carácter, empuje, y aunque no sea muy legal, aspecto (pues hay puestos que requieren de una presencia, sobretodo si se trabaja de cara a un cliente), se procede a la negociación para la contratación. La dirección de recursos humanos conoce sus límites económicos, los sueldos de los trabajadores que estarán al mismo nivel, y debe pasar a la negociación. En esta parte siempre hay un ápice de intuición, que depende también de lo bien que se sepa vender la nueva incorporación. Una mala elección sale cara, pero una elección muy cara, puede generar envidias entre los compañeros, sobretodo si la nueva incorporación no satisface las expectativas de la empresa.

3.- Formar.

Todo recién llegado a una empresa debe conocer como se trabaja en esta. Independientemente de los años que se haya trabajado en el sector, se trata de que el trabajador se acople lo mejor posible al sistema de trabajo actual de la empresa, y a los compañeros que van a interactuar con él. La nueva incorporación puede sugerir cambios, pero será siempre el director de recursos humanos quien decida si se aplican, pues un pequeño cambio en un departamento, puede afectar al resto de personal en gran medida.

4.- Emplear.

Emplear o dar empleo. Una vez la persona está formada, se le asignan sus tareas, se muestra cual es su puesto en el organigrama de la empresa, y se le marcan tanto los derechos, obligaciones como los objetivos a cumplir. Se encaja la pieza en el engranaje y empieza a funcionar. Pese a la formación, siempre hay un periodo de adaptación para ver que el trabajador se adapta bien al sistema de trabajo, luego, el trabajador, con el tiempo ya se va ajustando al resto de compañeros para que todo funcione mejor y el trabajo fluya productivamente.

5.- Retener.

Quizá una de las partes más importantes consiste en retener el talento. Es difícil porque es un trabajo de mucha observación e intuición. Se tiene que estudiar el estado del personal en su conjunto, pero también individualmente. Detectar una bajada de productividad en un departamento o en un individual, suele ser una de las advertencias más comunes de que una persona, o un equipo, no está a gusto por algún motivo. La función es detectarlo, e intentar corregirlo. Los motivos pueden ser muchos, desde desavenencias con algún compañero, problemas personales, no conformidad con el sueldo, horarios, etc. Evitar que el personal válido, llamémosle talento, que planea marcharse lo haga es quizá más importante que contratar nuevo personal, pues te ahorras el paso de seleccionar, contratar y formar, con sus respectivos costes de tiempo y dinero.

En resumen, estas son las áreas donde actúa la dirección de recursos humanos. En pequeñas empresas suele depender de gerencia directamente, pero el incremento de trabajadores provoca que el gerente tenga que estar por otros asuntos más importantes y que generan más beneficio, y que hay que tener a una persona o equipo que se encargue de gestionar al personal.

Estas son las tareas más importantes que se realizan desde la dirección de recursos humanos. ¿Crees que nos hemos olvidado alguna? ¡Cuéntanoslo!



Click me

 


Prueba WorkMeter gratis

Artículos relacionados

¿Qué es la "resilencia" en el mundo empresarial?

¿Qué es la "resilencia" en el mundo empresarial? La RAE la define como ?la capacidad de adaptación de un frente a un agente perturbador o situación adversos?. Esto en términos empresariales se aplica a los trabajadores con capacidad de reacción y adaptabilidad ante los problemas que pueden surgir en la organización.
Leer Más >

Las 7 tendencias en gestión del talento que no te puedes perder

Las 7 tendencias en gestión del talento que no te puedes perder ¿Estás a la vanguardia de la gestión del talento? ¿Conoces las nuevas tendencias en reclutamiento? ¿Sabes cuáles son los avances tecnológicos que impulsan la gestión de personas?
Leer Más >

Gestiona mejor el talento de tu empresa con estas herramientas

Gestiona mejor el talento de tu empresa con estas herramientas Actualmente gestionar y retener el talento en la empresa es uno de los mayores retos a los que se enfrenta el departamento de RRHH, pues contar con los mejores profesionales es clave para desarrollar la actividad empresarial con éxito.
Leer Más >